25 mayo 2009

CANSANCIO EXTREMO



Imagen: "CANSANCIO" de Carolina Campos.

A veces todo es turbio,
las piernas son adobes
y se enquistan los ojos
en el moho infinito de las sombras
que apresa la maraña de ideas
rebozadas de amargo
y de ceniza.

A veces soy un palo carcomido,
semillero de líquenes voraces,
que se deshace en pompas de serrín
inabarcables.

La lluvia siempre es ácida,
el sueño desprotege los cimientos
y los llaga
con buriles autónomos.

A veces la apatía
estruja sin clemencia los vuelos
y el estruendo acapara anaqueles
colgando el cartel de cerrado
en los escaparates,

y los dedos no crujen
y la lengua reseca se amodorra
y mi yo, se aletarga moribundo.



Luisa Arellano

29 comentarios:

Carlos Serra dijo...

Eso también me pasa a mi, sobre todo lo del palo carcomido, pero yo no sé decirlo tan requetebién
Un beso, o dos Lui y sigue así para el goce nuestro.

Carlos

Luisa Arellano dijo...

Tú eres una vara de avellano, fresquita y flexible... no te quieras apuntar tantos... chiquillo.

Y como artista... ¡qué maravilla!

Besos desde el corazón.

Jaht dijo...

A veces,pocas, cuando el sol está muy alto las encinas se vuelven hurañas y apenas alivian.
A veces, pocas, los blues quedan pegados a la tristeza y no pueden salir volando por la ventana.
¿Qué está pasando?

Luisa Arellano dijo...

Mi buen Jaht, hay en mí un poco de cansancio por la situación que me mantiene apartada de mi casa, de mis cosas, de las encinas y de los amigos reales y virtuales... pero tranquilo, tranquilos que no llega la sangre al río :)

El poema es de hace un par de años por lo menos y lo he rescatado del fondo del blog ya que hoy estoy posteando desde el ordenador de mi hijo y aquí no tengo nada mío para dejaros.

Muchas veces, por diversas razones, nos sentimos así, con un cansancio extremo que nos hace ver todo negro, a mí al menos me pasa, pero también es cierto que acto seguido saco energía ni sé de donde y todo se soluciona y vuelve a brillar. :)

Las musas no me dicen nada últimamente... bueno, seguro que me lo dicen pero como voy con tantas prisas... ni las oigo... jejeje

Gracias por tu presencia tan generosa.

Un beso grandote.

M. Angel dijo...

A VECES LA APATÍA
nos adormece,sin dejarnos
fuerzas para nada
Ni, para escribir poesía

Pero a vos buena poeta
nada impide que nos verse
de esa forma tan bonita

Abrazo

Verónica Rodríguez Orellana dijo...

Es la hora entonces Luisa de plantar canteras con flores y piedritas blancas que te hagan que no olvides que todos los caminos son de ida y de vuelta , Un abrazo poeta

cristal00k dijo...

En tiempos difíciles y apretados andamos, "ambas las dos", pero ya sabes lo que dicen: no hay mal que cien años dure... (ni cuerpo que lo resista jajaja)
Niña, ni se te ocurra dejarnos y privarnos de tus letras por lo que más quieras
Descansa, pero sigue ahi per favore!!!

MiLaGroS dijo...

Eres inmensa Luisa. Disculpa que no hayaentrado antes estoy algo dispersa ultimamente pero es siempre para mi maravilloso leerte. Un beso.

MarianGardi dijo...

Luisa, es verdad lo que dices y como lo dices que bien dicho.
Son rachas, momentos.
Un beso enorme y un regalo tienes en mi blog;
Pasa cuando puedas a recogerlo

Nancy dijo...

Qué manera de decir las cosas, querida Luisa. Me encantó.
Perdona por no haber venido antes, no veía que actualizaras, así que vine a reclamar ;) y me encuentor con estos versos hermosos.
Esta imagen me la llevo para un cuadernito aparte (sólo para mí y con tu debido crédito):
"A veces soy un palo carcomido,
semillero de líquenes voraces,
que se deshace en pompas de serrín
inabarcables."

Francisco José Segovia Ramos dijo...

Saludos, Luisa:

Tienes un premio en mi blog.

Besos gordos

cristal00k dijo...

Hola...que tal todo?

manolotel dijo...

Me extremece este cuadro que pintas, espero que pasajero. Yo ando también estos días un poco así. Supongo que también ha influido que me enteré por Antonio del Camino de lo de Oseas. Yo también le he hecho un recuerdo en mi blog.

Pero hay que tirar p'alante.
Un beso fuerte, querida amiga.

Poseidón dijo...

Luisa,

tu écris si bien! chaque fois que je viens ici, je lis plusieurs fois ce que tu écris, comme pour mieux savourer et faire durer.

Bisous mon amie

Luisa Arellano dijo...

Mis queridos amigos, apenas he estado en casa este fin de semana, por lo que sólo puedo daros las gracias por vuestra amistad incondicional.

Estoy bien, pero las circunstancias me mantienen alejada del blog y de cualquier tipo de escritura.

Pasará y podremos compartir de nuevo nuestra forma de ver y sentir la vida. Yo no os olvido y volveré en cuanto me sea posible.

Montones de besos y abrazos para todos, mis queridos amigos.

Os dejo mi cuenta de correo puesta al lado de mi perfil, para que no perdamos el contacto.

MarianGardi dijo...

Luisa gracias por pasar por mi casita, has recogido tu premio en mi blog?

Georgia dijo...

Pasa...

gran poema

un abrazo

Santiago Redondo Vega dijo...

Hay momentos Luisa para cada momento de nuestro momentáneo pulso. El tuyo nos llega hoy de cansancio físico pero de viveza lírica. Quizá hay que estar cansada para escribir metáforas como anaqueles o dejarse desproteger los cimientos para que los líquenes voraces nos coman hasta los dedos moribundos de versos. Si es ése el cansancio, no te descanses nunca.

Un abrazo flojito, sin buriles autónomos, para no hacerte daño en tu fatiga ficticia.

Rocío dijo...

A todos nos llegan épocas que el cansancio nos parece eterno, pero pasan, sin duda hemos de poner remedios o paliativos.

Cordial saludo.

Rocío

CRISTINA GARCÍA BARRETO dijo...

Querida Luisa,

realmente un poema precioso.
Una burbuja de depresión que, en ocasiones, no estalla y nos amilana hasta el alma...Luego, cuando al fin revienta, nace una nueva perspectiva, ésa que quisiéramos no perder jamás.

Felicidades y mil besos.
Gracias por escribir para poder leerte.
Cris.

ybris dijo...

Cansancio y tedio nos dominan.
A veces.
Quien lo versifican como tú acaban sobreponiéndose.
Al final.

Besos.

conxa dijo...

¿me estás describiendo??

Joer, está temporada estoy mas menos asi eh???

Lo del palo carcomido......

ichokozak dijo...

En el cansancio extremo, el sueño desprotege los cimientos, como dice un verso, y tal vez sea momento de revisar los cimientos y descifrar los sueños, a lo mejor, nos llevamos una sorpresa interesante. triste y bello poema- un saludo cordial. un gusto entrar en tu página

Mónica Angelino dijo...

Es un poema que te deja pensando. Muy bello!!

Espero que vuelvas pronto y descansada!!! llena de musas a las que sí les prestés oido!!

Beso.

Laura Gómez Recas dijo...

"A veces soy un palo carcomido,
semillero de líquenes voraces,
que se deshace en pompas de serrín
inabarcables".

¡Luisa, qué bien, pero qué bien escribes!

Un beso grande,
Laura

Ángeles Fernangómez dijo...

Sólo "a veces". Besos

Caminante dijo...

A veces... todo eso es cierto.

OTRA COSA: Hace unos días recordaba a Ybris, el muucho tiempos sin saber de él. Está aquí, me alegro. El asunto es saber que está y con ganas de "opinar"
Besos, muchos, que veo bastantes amigos/conocidos: PAQUITA

Caminante dijo...

Mi gozo en un pozo, el comentario de Ybris es de la publicación inicial, 2009 ¡vaya!

LIGEIA dijo...

Hola guapa, cuánto tiempo sin blogearnos.

Hermoso poema, como es habitualmente tu poesía.

Y sí, el cansancio se nota, en especial porque nosotras somos cada vez más mayores y esto está cada vez más feo... Pero la esperanza da alas :) y no me refiero a esa que se ha ido.

Un gran abrazo