14 julio 2008

NO VOLVERNOS TASAJOS



...Rompamos cada puerta que se cierra,
cada torre sin luz, cada muralla
de hiedra venenosa, cada signo
de sal en el olvido, cada grano
de mostaza o azul, en el recuerdo... (Enrico Espino)


Rompamos la apatía de las musas
que nos vuelven tasajos
-sin piedad-
en instantes cobalto y aguafuerte

qué sea de papel el bozal
y nadie se convierta en cancerbero
de los haces de luz
por mucho que su frente luzca laureles regios
o se proclamen dueños de un parnaso
que al cabo construyeron afecto a dictadores.

En las pasarelas rutinarias
acallemos, in situ,
los silbidos de sierpes,
con piras de palabras y verdades

o el silencio
nos sabrá a cobardía
en los platos de la mansedumbre.


Luisa Arellano

2008