03 enero 2009

LA BLANCURA


Una vez más hemos cruzado la barrera que nos hace pasar en nuestro balance personal-personalísimo, la página de lo negativonoconseguido a la de lo positivonuevamentesoñable.

Cruzar la barrera que nos depara la medida del tiempo del Calendario Gregoriano por el que nos regimos, donde los 31 de diciembre y los 1 de enero no dejan de ser los postes de los que cuelga un cartel con una marca (y es que en algún sitio había que colocar esa meta volante) lleva implícita una parada con mirada atrás incluida que deviene invariablemente en un balance, tanto más complicado cuantas más metas volantes se hayan cruzado y más anotaciones haya en el debe y el haber de cada uno.

Indistintamente del resultado que arroje ese balance, lo importante es recuperar la blancura y reanudar la marcha.


LA BLANCURA


no cayeron en saco desnutrido
las palabras semilla
no se pudrieron
al relente helador de los sintagmas
que blancos e impolutos
han cubierto estos valles feraces
de aprendices ansiosos
ni los junios osan levantar vuelo
jugando con las sombras chinescas del futuro

nada
tejerá redes de inconstancia
por mucho que haya días salitre
donde aniden murciélagos
ni restará color a esas alburas
que serán la cometa
banderola
estandarte de angustias vacilantes
hacia todas las luces incendiarias
de las nuevas batallas

ni un ápice de oscuro
quedará en el cabás de los niños que fuimos

mil veces anochece y es blanco el horizonte
por mucho que los párpados se cierren
cansados de esnifar
tanta engañifa
tantos pasos en falso
tantos falsos profetas



L. Arellano

28 comentarios:

Karla Preciado dijo...

Yo siempre he creído que hay un poco de triste en la blancura... gracias por pasar por mi blog. Besos

marisa dijo...

Luisa,"ni un ápice de oscuro quedará en el cabás de los niños que fuimos"...¡qué maravilla! Un poema redondo, fuerte. me encanta. ¡qué suerte haberos encontrado! ¡qué suerte! Un abrazo

María (lady) dijo...

Feliz Año Luisa,
¡Qué bonita tu Blancura!
Abrazos.

Luisa Arellano dijo...

Y algo de razón tienes, Karla, pero veamos esta blancura desde su función de todo por hacer y por lo tanto de todo por lograr y así será un poco más alegre.

Me gustó pasar por tu blog, nos leremos!

Luisa Arellano dijo...

Marisa, me alegra que tu entusiasmo, en compañía siempre es más fácil el camino.

Yo también me alegro de haberte encontrado.

Un beso

Luisa Arellano dijo...

Empecemos el año en blanco, María. Renovemos todo y eliminemos lo que no nos gusta.

Un besote

Carlos Serra Ramos dijo...

Bueno, pues sí, eso, que ya le dimos la vuelta al calendario, tomamos las uvas y brindamos de nuevo recobrando la ilusión o la esperanza. Lo que está más claro que el agua recien alumbrada del manantial es que no nunca nos cansamos de engañarnos.

Un remate requetebueno en tu poema, con razón Marisa celebra tu encuentro (jejeje, eso que no sabe de más cosas)

Un beso, peque.

Carlos
_______________

MarianGardi dijo...

Vamos a por esa blancura Luisa
Siempre queda algo del niño que llevamos dentro, un poco de inocencia.

Walter Portilla dijo...

Luisa, aquí estoy porque he venido (de una canción de carnaval). Cierto que levantaremos nuevos vuelos, nuevas cumbres serán alcanzadas. Nuestros vigilantes ojos no se cerrarán ante los snifes.
También te extrañé, Luisa, pero ya estoy por aquí, ¿has alistado el tecito? (varios eh! varios. Bueno pues, tal vez también un par de cigarros)
Mi beso y mi abrazo, enormes.

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, Luisa...

Nuevamente por acá para comenzar una nueva etapa, con una hoja en blanco, tan blanca como tu poema y con la ilusión de que la semilla sembrada germine alegremente.

Un abrazo.

Luisa Arellano dijo...

Gracias, Carlos... no se nota nada que eres mi amigo jajajaja

Un besito, corazón y un brindis por las letras!

Luisa Arellano dijo...

MarianGardi, luchemos por conservar esa inocencia y luchemos con la palabra por un mundo mejor.

Un beso.

Luisa Arellano dijo...

Me alegro mucho de que ya hayas regresado, Walter, además noto que vuelves contento y eso es estupendo.
No me contaste nunca si al fin encontraste el té que te dejé preparado :)

Es un gusto que vengas.
Un besote.

Luisa Arellano dijo...

Empecemos a sembrar, Rafael. Siempre habrá cosas que podamos mejorar respecto del ya difunto 2008.

Será un placer contar contigo en este 2009 recien nacido.

Un beso muy grande.

cristal00k dijo...

Ay! Luisa del alma mía... temblando me has dejado-
Tienes una nominación en mi blog, pa celebrar el año y esooo( con voz pantojil)
Muas!

Luisa Arellano dijo...

Cristal anoche se debieron cruzar nuestros mensajes jejeje ya vi la nominación y te dejé mis impresiones.

Estoy muy contenta por que me hayas elegido. No tardaré en traerlo a mi blog y en darte la respuesta.

Un besote, campeona.

Francisco José Segovia Ramos dijo...

FELIZ AÑO 2009, Luisa.

besos

Luisa Arellano dijo...

Mis mejores deseos también para ti, Paco.

Ahora espermos los regalos de los Reyes Magos, a ver si traen un poquito de PAZ y de corcura para este mundo tan necesitado de ella.

Un beso.

CaminanteDeNoche dijo...

Luisa, pues anda que tu poema también es durito...creo que la vida es un oscuro camino de este mundo, donde muchos tenemos la suerte de tenerlo algo iluminado, pero también es cierto que de los tropezones y batacazos que nos damos en su oscuridad aprendemos.

Muchos besos guapa.

Rosa dijo...

Durillo, el poema eh?.
Me quedo con lo que me has hecho pensar... Los problemas incitan a que crezcamos.

Un abrazo.

Luisa Arellano dijo...

Si, Matilde, el camino es oscuro muchas veces, por eso debemos luchar con uñas y dientes hasta llegar a la blancura infinita. Nada debe importarnos que no sea la luz del final de ese camino. Debemos caminar como trombas hacia lo positivo... y de eso tú entiendes mucho jejeje

por lo tanto te deseo toda la fuerza para seguir.

Un besazo, caminante.

Luisa Arellano dijo...

Esa es mi idea, Rosa, ir a lo positivo desde la fuerza que da ladear y dejar atrás lo negativo.

Gracias por venir. Un beso grandre.

Aseret dijo...

Leo los comentarios y creo lo mismo. También creo que todavía vale la pena luchar por recuperar la inocencia de niño que llevamos dentro. Buscar en nosotros esa frescura y sinceridad que podemos compartir cuando también la sentimos con nosotros mismos.
Me ha gustado mucho el poema, los destellos de la luz que desprenden el color blanco de tus palabras.

Un besote Luisa.

conxa dijo...

yo debo estar haciendome mayor, no hago balance, las cosas fueron y las cosas siguen siendo,no separo,todo circula lentamente en el tiempo con aciertos y errores, y esas cosas circulando soy yo.

Y....además me gusta ser como soy,cada vez me enfado menos conmigo misma.

Luisa Arellano dijo...

Teresa, nunca se tira la toalla, siempre, de alguna forma luchamos por ser auténticos y llegar a reconocernos.

Me gusta tu reflexión.

Felices Reyes, mujer de la ilusión.

Luisa Arellano dijo...

Conxa, lo de jo mateixa es tu lema ¿verdad? :)

Eres auténtica, corazón... y eso es mucho, muchísimo.

Encargo a los Reyes magos que te lleven un beso enorme con un microchip para poder restrearte siempre.

:)

JUAN JES dijo...

Luisa!

El viento se levanta en tus poemas

Luisa Arellano dijo...

Bienvenido, Juan Jes, te hago un hueco entre mis letras para que caminemos juntos. Disfrutaré con tus letras, no me cabe duda.

Gracias por dar el primer paso.