04 febrero 2009

UNA PALABRA



debo encontrar la forma justa,
el ademán preciso…
(Enrico Espino)


Dame tan sólo una palabra
que voy a hendir con ella
los colores de muerto que tiene la tormenta

necesito volutas redentoras
que vomiten dorados
sobre la tempestad
que me embaraza el aire y esclaviza esta sed
que no se apaga nunca

expulsar
esas toses de tísica
que nacen en las palmas de mis manos
y la amenaza hambrienta
del dobladillo de mi falda.

Dame arroz y osadía
para que se desborden
desde todas las olas

y así no vacilar
la sajadura
de la raíz deleble
de las voces.


Luisa Arellano


**

42 comentarios:

Ángeles FERNANGÓMEZ dijo...

¡Ya estoy aquiiii! Ya tengo mi ordenador. Ya seguiré siendo la brujilla que busca y rebusca tus palabras...
Decididamente, amiga, ME DECLARO TU FANS INCONDICIONAL. No sé, tu poesía me llega hasta lo más profundo, Luisa. Eres grande, reina. Y eres grande porque además, tengo el honor de conocerte también personalmente y sé que el ego no te domina, sino todo lo contrario. Y eso que tienes motivos para ello... Jo, conecto contigo divinamente. Qué poema. Poner luz donde hay sombras. Buscar el haz y el envés, todo tiene doble mirada.
Un abrazo de los grandes.

Ángeles FERNANGÓMEZ dijo...

¡Ya estoy aquiiii! Ya tengo mi ordenador. Ya seguiré siendo la brujilla que busca y rebusca tus palabras...
Decididamente, amiga, ME DECLARO TU FANS INCONDICIONAL. No sé, tu poesía me llega hasta lo más profundo, Luisa. Eres grande, reina. Y eres grande porque además, tengo el honor de conocerte también personalmente y sé que el ego no te domina, sino todo lo contrario. Y eso que tienes motivos para ello... Jo, conecto contigo divinamente. Qué poema. Poner luz donde hay sombras. Buscar el haz y el envés, todo tiene doble mirada.
Un abrazo de los grandes.

Verónica Rodríguez Orellana dijo...

Entre luces y sombras una posible palabra , un beso desde esta noche isleña precioso poema

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, Luisa...

Con tinta indeleble y adornada con volutas doradas te escribiré tan solo una palabra:

¡Exelente!

Un abrazo.

Nancy dijo...

A mí, Rafael me quitó la palabra de la boca (perdón, del teclado). Así que buscaré otra: "Bravo"

Marian Raméntol Serratosa dijo...

Tú naciste con las palabras en los bolsillos, niña... no me seas acaparadora pidiendo más! je.

Besísimos
Marian

conxa dijo...

emmmmmm Feliz día, preciosa!!

Antonio Castellón dijo...

La palabra, Luisa, la palabra justa, precisa, mágica, que rompe el embrujo y se clava en la oculta diana que nunca vemos, que rasga los velos del engaño, que abre ventanas nuevas y descubre puentes entre la niebla...

Esa palabra, Luisa, es tuya.

marisa dijo...

Ay Luisa qué poema...Imágenes oníricas, que nos envuelven en una suerte de vértigo infinito. Como ya te han dicho ¡Eres grande!Qué gusto poder comparir versos con gente como vosotras...

Giovanni-Collazos dijo...

Bueno, bueno, bueno... se me llena la cabeza de imágenes con este poema. Me agradó.

Un abrazo.

Gio.

MarianGardi dijo...

Poesia de de los grandes poetas.
Solo un poeta de verdad, podria dibujar este hermoso cuadro.
Yo me quedo sin palabras
Es inmenso

LA PALABRA INVISIBLE dijo...

Lo primero, muchas gracias Luisa por hacerte segidora de mi blog, es un honor, y nunca mejor dicho al ver como escribes."UNA PALABRA" es un poema fabuloso, qué bien escribes, qué profundidad y calidad de metáforas.
Saludos.

María (lady) dijo...

Y ... qué decir ante tanta belleza!
Si es que ...
Abrazo fuerte

MiLaGroS dijo...

Dime cual es esa palabra
que no te haga vacilar para sajar la raíz deleble de las voces.
Yo te la doy. Un abrazo. Muy bonito como todos. Pedazo de poeta. milagros

cristal00k dijo...

Amiga mía del 1 al 10 un 40!
Te quieren las palabras Luisa y tu a ellas.
Un beso!

Luisa Arellano dijo...

Ángeles le voy a pedir daños y perjuicios al técnico por haberte tenido secuestrada tanto tiempo y habernos dejado sin tu ímpetu y tu buen hacer. :)

Los sentimientos son mutuos, reina.

Me alegra muchísimo tu vuelta, compi.

Luisa Arellano dijo...

Verónica, la palabra precisa, la exacta, la que desdobla al poeta hasta el infinito...

Besos hasta tu isla.

Luisa Arellano dijo...

Rafael, vuestro apoyo es lo mejor, lo que da fuerzas para seguir buscando las palabras especiales.

Gracias, mi buen amigo, mil gracias por dejarme siempre tu cariño.

Luisa Arellano dijo...

Nancy, pues vosotros sois los que os mereceis los bravo y los excelente, por vuestra presencia y apoyo.

Apapacho ;)

Luisa Arellano dijo...

No te voy a llevar la contraria, Marian, es ciertoque tengo los bolsillos llenos de palabras, pero... se retuercen como anguilas y no veas el trabajo que cuesta hacerlas salir la mayoría de las veces. jejeje

Un beso con abrazo de oso.

Luisa Arellano dijo...

Ummmm... qué bien te sienta el disfraz de rana jejejeje cómo se nota que ya se acerca el carnaval!!

Feliz día, guapa!!

Luisa Arellano dijo...

Como dije antes, mi buen Antonio, esa palabra que tiene la llave, es escurridiza y no siempre se deja atrapar... los que andamos en su búsqueda sabemos de los desplantes que nos da la condenada.

Un beso muy grande.

Luisa Arellano dijo...

Marisa, tu generosidad va pareja a tu buen hacer. El gusto es mío, por tenerte aquí.

Besote.

Luisa Arellano dijo...

Gio, tú eres también de los que buscan las palabras con desesperación y yo me reconozco muchas veces en tus angustias y en tus necesidades.

Me alegra que te hayan mecido las sensaciones.

Beso.

Luisa Arellano dijo...

Marian Gardi, corazón, tú eres un lujo impagable que vas alegrando la vida.

Mil gracias.

Luisa Arellano dijo...

Mis eternas prisas, no me permitieron pasear tu blog con la tranquilidad necesaria, pero me gustó lo que vi. En cuando pueda pasaré de nuevo.

Llamarte "Palabra Invisible" se me hace un poco cuesta arriba ¿no te planteas usar tu nombre? Los que escribimos o luchamos por encontrar las palabras, no deberíamos escondernos tanto. Es mi modesta opinión... aunque cada uno sea libre para vivir en el anonimato que prefiera.

Un beso de acercamiento.

Luisa Arellano dijo...

Maria... bienllegada, guapetona!!!

Besos

Luisa Arellano dijo...

¡ay, Milagros! qué esa es la madre del cordero... la palabra precisa... dar con ella es la locura que muchos arrastramos.

Besotes

Luisa Arellano dijo...

En lo del cuarenta... se nota un poquito que eres mi amiga jajajaja

en lo de que yo quiero a las palabras... ¡has dado en el clavo! es una pasión de la que estoy segura que, a los que la sentimos, nos llena de satisfacciones y de disgustos :)


Besitosssss

Antonio del Camino dijo...

Y seguir, y seguir... y continuar buscando esa palabra, la exacta, la que abra las puertas del mundo, la que justifique en sí misma el poema, la que nos explique lo que no comprendemos... en eso, quizá, consista la labor del poeta. En seguir buscando esa palabra, que a pesar de todo se niega una y otra vez, pero que va mostrando caminos, abriendo puertas, iluminando rincones... Es lo que veo en tu hermoso poema, Luisa: tu voluntad de altura y de poeta. Enhorabuena.

Un abrazo.

LA PALABRA INVISIBLE dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
migul dijo...

Me gustó el poema, creo que me quedo en el blog

Antonio Castellón dijo...

Amiga Luisa -la que busca 'la palabra' sin saber que ya la ha encontrado-, en mi cuaderno hay algo para tí. No es una palabra, es otra cosa...
Pásate y lo ves.

Un abrazo.

Luisa Arellano dijo...

Gracias, Antonio del Camino, por acompañarme con tu amistad en esta búsqueda constante.

Un beso muy grande, mi amigo.

Luisa Arellano dijo...

No te lo dije como reproche, Jose, nada de eso ;) Ya vi que llevas poquito con el blog y me parecía muy raro lo de llamarte Sr. Palabra y si te decía Sr. Invisible, ya la cosa se ponía mucho peor jejejeje

Intuía una persona cálida bajo ese nick y ¿ves? Jose Segarra es muchísimo mejor.

No te preocupes por tener pocos poemas, poquito a poco irán naciendo más, además me han gustado mucho las reflexiones que tienes allí y las fotos, aunque como te dije, debo encontrar un ratito más largo para dedicarte. Ya te contaré.

Y por supuesto que me puedes considerar amiga, faltaría más!

Nos leemos.

Un abrazo.

Luisa Arellano dijo...

Bienvenido, Migul, ponte cómodo, estás en tu casa.

Nos leermos.

Un abrazo cordial.

Luisa Arellano dijo...

Antonio, ya me lo he traído y ya te he contado que elegí la lechuga, pues al fin y al cabo un poquito de relax siempre viene bien.

Es un honor que me hayas hecho merecedora de ese premio (de momento secreto hasta que lo ponga jejeje)

Carlos Serra Ramos dijo...

Excelente, esa es la palabra. Le encuentro una fuerza arrolladora en el decir de los versos. Esta estrofa la considero genial, Lui.

"necesito volutas redentoras
que vomiten dorados
sobre la tempestad
que me embaraza el aire y esclaviza esta sed
que no se apaga nunca"


No te conocía este poema y me perdía uno de tus mejores.

Y bueh, quizá habrías de tener un poco más de consideración con tus fans porque no les dejas ni respirar. Entre cuatro poemas conté ciento cincuenta comentarios, y eso es un abusu, querida, por mucho que te satisfaga el ego. Sólo te faltaba el premio a la amistad. ¡Hala... otro!

Un cariñoso beso, Lui y... ¡¡Piedad por favor!!

Carlos
___________

ybris dijo...

Debe de existir esa palabra.
Aunque quizás su eficacia estribe más en su búsqueda que en su hallazgo.

Besos.

Luisa Arellano dijo...

Carlos, te cuento que este poema pertenece a una serie de ellos que nacieron en mi foro Ultraversal, como uno de esos arrebatos poéticos que allí se producen, con el poeta Enrico Espino.

Uno de sus poemas me motivó y yo continué con otro, luego siguió él y así fueron naciendo versos hasta unos seis o siete de cada uno.

Me habría gustado ir dejando la serie completa, pero aquí en los blogs es complicado hacerlo. Si encuentro la manera lo haré, pues el conjunto ha quedado precioso.

En cuanto a los comentarios, tienes razón que hay muchos, pero soy incapaz de dejar a los que tienen la deferencia de comentar, sin al menos una pequeña respuesta de atención. Es lo menos que se merecen los que llegan a leerte y te dejan sus impresiones.

A mí me gustaría que fuesen mucho más extensos y poder debatir formas y fondos, y de todo un poco, como si fuese una charla sentaditos a la mesa camilla, pero por desgracia, se impone el pquito tiempo que tenemos en general para dedicar a los blogs. Pero, eso si, el agradecimiento no se puede dejar nunca.

Me conoces y sabes que mántengo mi ego a raya y que mi lema es "sigo aprendiendo" indistintamente de tener muchos comentarios o visitas jejeje

Y bué, vaya charleta en esta mañana de sábado soleado... claro, como hacía mucho que no venías, pues me he desquitado.

Un besitoooo

Luisa Arellano dijo...

Estoy contigo, Ybris, en que pasiblemente sea más eficaz su búsqueda que su hallazgo.

Escribimos y escribimos sobre ella y ningún escritor, ha dicho aún: ¡la encontré! Creo que, cuando se tiene ese desasosiego en el cuerpo, nunca llega la palabra exacta.

Mil gracias, por estar.

M. Angel dijo...

Luisa, no viera este grandioso poema, y una vez leído sinceramente, quedo sin palabras para hacer un comentario digno a tu poesía.

Da me una sola palabra y la escribiré con tinta de mi sangre.

Saludos sinceros.