01 marzo 2009

EL PRIMER CIGARRILLO DEL DIA



Hoy, el desayuno tiene aroma a desgana;
se apagaron por fin
todos los aparatos de aire acondicionado
y respiramos de la tranquilidad
que aporta el viento leve y fresco,

el café está rugoso,
con un sabor a estío que arrincona
las tareas pendientes en la agenda del día,

se abandona a su suerte
mi melena
y fumo un cigarrillo
asomada a la quietud fingida de la calle.

Aislada en la ciudad,
mientras despiertan poco a poco los bramidos diarios,
soy Crusoe en la isla
ojeando el horizonte que me ha tocado en suerte.



Luisa Arellano

**

54 comentarios:

JUAN JES dijo...

Luisa, deberías gritar desde tu balcón: ¡Tierra a la vista!!

Carlos Serra Ramos dijo...

¿Todavía fumas?

Qué buen poema éste que aunque lo conocía merece la pena volver a leerlo.

Parece que tengas una musa en cualquier cosa, lo más simple, en lo menos poético eres capaz de descubrir.

Un beso, poeta.

Carlos Serra Ramos dijo...

...poesía

Laura Gómez Recas dijo...

La belleza que reside en lo cotidiano, la sensación más simple, la rutina, la desgana, ese desayuno sin la prisa acostumbrada... Lo retratas a la perfección.
Todos somos Crusoe, ¿verdad? Lo que pasa que no todos somos conscientes de ello.
Un abrazo, Luisa.
Laura

Antonio del Camino dijo...

Luisa, veo en tu poema un ejercicio de reconocimiento; algo así como la maniobra previa de un felino acechando a su presa: la medida del tiempo y el espacio que dista entre el salto preciso para concretar la caza. En el caso de poema, sin embargo, ese reconocimiento acaso sea producto de una cierta apatía; quizá una desgana íntima para enfrentarse a las vicisitudes del día a las que, no obstante, no queda otro remedio que plantar cara...; todo ello, manejado con la sensibilidad innata en tus poemas, que trasmiten belleza y fuerza a todo aquel que se enfrente a su lectura.

Una vez más, enhorabuena. Y, como siempre, gracias por permitirnos entrar en tu universo.

Un abrazo.

MarianGardi dijo...

Eres un filtro genial Luisa para transmitir todo lo que ves y tocas con genial maestria.
Un fuerte abrazo ya estamos en el frente poetico tirando besos de nuevo

Marian Raméntol Serratosa dijo...

Y seguro que en ese paisaje hay todo un mundo, Luisa, todo un mundo de colores que sólo tú sabes ver.

mi abrazo
Marian

Manolo Jiménez dijo...

¡Y qué bien sabe ese primer cigarrillo!

Tanto como esta poesía...

Te lo dice un ex-fumador de cigarrillos.

Abrazos
Manolo

M. Angel dijo...

SE ABANDONA A SU SUERTE TU MELENA
y el viento suave de la brisa
la acaricia con temor a despeinarla
al mirarla tan preciosa y tan bonita.

Luisa, tus versos los arrastra el viento por los confines del universo.

Abrazo sincero

conxa dijo...

ay Luisa, el poema de hoy era Yo.

Poseidón dijo...

Luisa,
Que retrato mas lindo consigues hacer.
El desayuno para empezar , el aire fresco y leve te hacen viajar y meditar para conseguir decir esta linda poesia..

Eso mismo es para muchos de nosotros , necesitamos parar o detener el tiempo para mejorar tras pensar y analizar y asi encontrar como mejor llevar la agenda que nos toca cumplir, por eso es preciso saber vivir..

Si dices asi, es porque sabes...
y quien sabe puede mejor tratar, enfrentar, luchar y ganar para todo equilibrar y estabilizar..

bisous poète

Rosario Alonso dijo...

Luisa. has captado sensaciones que todos hemos sentido, alguna vez, al despertar. Lo que más me ha gustado ha sido la carga poética que otorgas a ese principio del día, día que se adivina rutinario. Es un tema que me gusta, yo he escrito alguna que otra vez de esa temática. Te felcito, me parece un gran poema.

Un beso

Luisa Arellano dijo...

Pues te cuento que de momento tengo una vista que no está mal del todo... veo al fondo unos cerros llenos de encinas y justo debajo, en primer plano hay un solar sin construir aún pero urbanizado, con un lago, juegos infantiles, árboles pequeñitos aún y cesped... el problema es que las mentes destructoras del Ayuntamiento han tenido la idea de que en el solar, construirán tres bloques de cinco alturas.... ¡ca...ones! En cuanto lo lleven a cabo sólo veré ventanas, antenas parabólicas y aparatos de aire acondicionad.... Brrrrrrr ¡no hay derecho!

Me veo gritando : ¡bloque a la vista!

Luisa Arellano dijo...

¡Pozí! formo parte de los apestados de este siglo... qué le vamos a hacer!! ;)

Disfruto mucho con lo cotidiano, lo que está ahí y no nos damos cuenta la mayoría de las veces, de que está o de que sucede a pocos pasos de nosotros. Si te llegó y´te gustó, pues me siento orgullosa e intentaré seguir mejorando este tipo de poemas.

Un beso gordote.

¡y no fumessss! :)

Luisa Arellano dijo...

Si, Laura, todos tenemos nuestra particular isla en la que somos únicos habitantes.

Mil gracias por el ánimo que me dejas en tus palabras.

Un beso

migul dijo...

Por un momento al menos se rompe la rutina... delicioso

MiLaGroS dijo...

Luisa. ¡ Que artista eres!. Con que naturalidad y sutileza dices las cosas. Con que belleza.
Se aprende mucho de ti. Un beso. milagros

Abi E. dijo...

Hola Luisa, se agradece que estuvierais esperando, pero es que se enganchó un virus en el ordenador, que lo he tenido en cuarentena.
Lo he tenido que formatear y empezar de cero, pero intentare ponerme al día.
Un beso

marisa dijo...

Me gusta mucho Luisa. El acto rutinario y cotidiano se hace poesía en tu maestría poética. mil besos amiga querida.

María (lady) dijo...

Saludos!
Vigía en la mañana
Aunque ya es noche cerrada
dá gusto
ese regusto del rugoso café.

Abrazos nocturnos

Ángeles FERNANGÓMEZ dijo...

La mañana que despierta con la curiosidad del nuevo día...
Amiga, ya estoy por acá, aunque todavía no me he podido poner a nada. Mañana espero ponerme en serio.
Por cierto, hoy me llamó Kique, el de La Lobera, para charlar un poco y decirme que de un abrazo a todo el grupo.
Londres estuvo estupendo,pero hoy se me ha ido mi hijo para Canarias. En fin, todo para, pero... todo queda, que dijo un sabio poeta.
Un porrón de besos.

estherpino dijo...

Un nuevo día es siempre una incógnita. Está lleno de variables incontrolables y nunca sabemos como va a terminar.
Está bien esa reflexión, esa ojeada al horizonte...
Un abrazo.

Luisa Arellano dijo...

Mi querido Antonio, me alegra que detectes al felino que espera. No se si me puedo definir así exactamente, pero algo de espera a la expectativa y dispuesta a la lucha si que hay en mí cada mañana. No todo lo que se avecina es enemigo, pero la vida va enseñando que te pueden sorprender en cada esquina y hay que estar preparados para que no te devoren. Supongo que es supervivencia pura y dura.

El poema es de hace un par de veranos (ahora escribo poquísimo) pero es mi rutina en las mañanas de todos los veranos. En invierno traslado el primer cigarrillo a la terraza de la cocina que da a un patio interior y allí no caben lirismos de ningún tipo jejeje.

Más que agotamiento o desgana, el ritual es un punto y a parte de reflexión para tomar con fuerza el día que se avecina.

Gracias por compartir estos momentos con tu ánimo.

Besos.

Luisa Arellano dijo...

Ya me gustaría filtrar todo lo que veo y ser capaz de expresarlo, Marian, eso si, lo intento y en ocasiones vosotros los lectores os podéis reconocer en lo que os cuento. :)Me satisface y esa satisfacción es lo que le da sentido a escribir.

Me alegra tu vuelta, viajera impenitente. :)

Besos

Luisa Arellano dijo...

Los que escribimos, y más los poetas, dice el personal :) que tenemos una forma de percibir diferente.

Supongo que es cierto y eso no es ningún mérito pues se nace con ello, el mérito llega a la hora de plasmarlo en un papel ¡redios, pero qué difícil es este camino! :) aunque con compañeros como tú se hace infinítamente más fácil.

Un beso enorme.

Luisa Arellano dijo...

¡Qué suerte, Manolo, ser ex-fumador! ... y más ahora en la que los que fumamos estamos tan mal vistos (somos los leprosos del siglo XXI)ahora parece que nadie se acuerda de aquella época en la que había que ser fumador por narices si querías pertenecer a la sociedad. No serlo era ser un muermo sin derecho a nada... nos incitan al consumo según convenga y luego nos castigan y nos discriminan según convenga también... ¡cosasssssssss! :)

Luisa Arellano dijo...

Ummmmm, ManuelÁngel, tú siempre rebuscando versos preciosos para dejarlos como regalo.

Gracias, corazón!

Luisa Arellano dijo...

¡¡¡Conxa, guapa!!! si es que... tenemos muchas cosas en común jejejeje

Besazosssssssssss

Luisa Arellano dijo...

Si, Poseidón, ya lo dije en la respuesta a Antonio, esa ceremonia es una especie de reflexión para prepararme ante el día que se avecina y estoy convencida de que de una forma y otra todos necesitamos ese puntito donde ojear el horizonte que nos tocó en suerte.

Besitos

Luisa Arellano dijo...

La verdad es que me siento cómoda escribiendo sobre estas cosas sin importancia o rutinarias que pasan al olvido inmediatamente después de suceder.

Encontrar poesía en esos instantes me agrada y me satisface mucho.

Un beso grandote, compañera de fatigas.

Luisa Arellano dijo...

Gracias Migul. Aunque más que romperla yo diria que intento exprimirla para sacarle todo el jugo posible.

Un besote.

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, Luisa...

Espantar el tedio y la rutina con un buen café y mirar nuestro horizonte con optimismo.

Una muy buena manera de comenzar el día.

Un abrazo.

cristal00k dijo...

Sencillo, íntimo y... como siempre ¡bueno! Y es que de cualquier momento haces historia...

Nancy dijo...

cristal lo dijo mejor de lo que yo intentaba. Así que sólo me queda darte mi consabido apapacho

ybris dijo...

Desgana con aire fresco pero sin aire acondicionado.
Sabor a verano en el café pero sin el agobio de las tareas pendientes.
Dejarse ir, aislados, Robinsones al margen de los ruidos.
¿Hay mejor manera de empezar el día.
Sólo es cuestión de ver y sentir.

Besos.

Luisa Arellano dijo...

Milagros, ya te he dicho otras veces que yo también soy aprendiz de poeta. A los umo puedo ir un curso por delante tuyo :) pero si de lo que hago sacas provecho me honras con ello.

Un besazo hilométrico.

Luisa Arellano dijo...

Me alegra que hayas vencido al virus, así te disfrutaremos de nuevo.

Besos, Abi.

Luisa Arellano dijo...

Es un lujo que nuestros caminos se cruzasen, Marisa.

Sigamos en la poesía adelante y con los dientes apretados jejeje.

Besazos

Luisa Arellano dijo...

María de las rugosidades jejeje tú tienes mucha maña para captar esos momentos con la cámara. Flases contínuos, corazón.

Abrazo de oso... ummm de osa :)

Luisa Arellano dijo...

Qué bien que hayas vuelto, Ángeles!! Tranqui, la morriña por tu niño se suavizará en breve, "so madraza"

Hay que ir pensando el nuevo encuentro en La Lobera :)

Te dejo muchos besos.

Luisa Arellano dijo...

Afrontar esas incognitas es mi meta, cuando hago esos puntos y a parte en mi pequeño blacón, Esther.

Besotes

Luisa Arellano dijo...

Eso, intento, al menos, Rafael.

Dentro de la desgana y apatía mañaneras... tomar impulso después de sopesar lo que se avecina.

Gracias y mil besos

Georgia dijo...

Cuanta cotidianidad hay en ese desayuno que hoy comes con desgano; excelente manera de trasmitir esa sensación, que es de todos

un gran abrazo querida Luisa

Walter Portilla dijo...

Y yo vengo cual viernes, amiga mía, sin la melena (eso sí no puedo!) a ayudarte a atisbar ese horizonte, a buscar y hallar el camino de los sueños, de las alegría, de las paces.
Un besote, Luisa, disculpándome por el tiempo, que ya me empieza a traicionar, pero lo venzo!

Verónica Rodríguez Orellana dijo...

Luisa no sé si aceptas premios pero si es así , en mi blog te espera uno podes pasar a buscarlo cuando quieras un abrazo y te sigo leyendo

Walter Portilla dijo...

Mi querida Luis, vengo nuevamente para que me expliques lo que significa un 'final de traca', sí?
Besotes

Walter Portilla dijo...

Quise decir querida Luisa!

Luisa Arellano dijo...

Como ya dije, intento encontrar poesía en cada momento y situación de lo cotidiano, mi querida Cristal, si esta vez he conseguido transmitirla en esa rutina matinal, es que voy dando con los pasos correctos.

En esa lucha ando :)

Besotes

Luisa Arellano dijo...

Nancy, corazón, ¡venga esos apapachos, que yo ya no puedo pasar sin ellossssss!

Me alegra que te haya gustado el poema.

Muchos apapachotes jejejeje

Luisa Arellano dijo...

Así de simple, Ybris. Estamos rodeados de momentos que merece la pena contemplar y destacar.

Un beso enorme... señor escritor :)

Luisa Arellano dijo...

Georgia, en lo cotidiano hay mucha magia. A veces miramos a puntos distantes pensando, quizás por lo inalcanzable, que allí se esconde la poesía. Yo estoy empeñada en demostrar que no. :)

Un beso grandote, grandote.

Luisa Arellano dijo...

Viernes-Walter, esta robinsona salta a la pata coja por disfrutar tu compañía.

Ya aclaramos en el blog la pregunta que me haces un poquito más abajo :) No me des esos sustos ¡há favó! jejeje

Besitos, mi querido Viernes.

Luisa Arellano dijo...

Un millón de gracias por acordarte pde mí para el premio, Vero.

Has visto que lo luzco desde ayer y ya te he explicado que con el chaparrón de premios que estoy teniendo, me es imposible entregarlos, por falta material de tiempo.

Yo los recojo con mucha alegría pues sé que quien los entrega lo hace con todo el cariño, pero ahora al menos, me es imposible repartir.

Si un día puedo lo iré haciendo.

Besossss.

Mónica Angelino dijo...

Qué decir del placer que me causado estar aquí de paseo por tus versos!!!

Un enorme beso para tí.

Mónica