02 septiembre 2009

DE FERVORES Y ADICTOS.



Calentando mi espalda
el sol se despereza.
Hoy es fiesta
y se escucha el ruido de cohetes.

Tiene la tarde aroma
de flores de papel
y banderolas
a prueba de diluvios

los vecinos
ultiman los adornos
que engalanan la calle
entre bromas y risas,

ya suenan los tambores,
las campanas repican a lo lejos,
la procesión avanza.

En andas, la patrona,
se mece vacilante
con su mirada fija
-no se sabe bien dónde-
y una sonrisa ambigua,

los cohetes arrecian
y el gentío arrobado
vitorea y aplaude

una mujer enjuga
la lágrima tenaz,
los hombres embravecen su voz
y sacan pecho para gritarle ¡guapa!
mientras la procesión
se pierde calle abajo.

Luego…
volverá cada cual
a su ateísmo.


Luisa Arellano

Imágen tomada de Google.

31 comentarios:

MiLaGroS dijo...

Exactamente Luisa, como lo sabes. Me ha encantado este final que tiene mucha miga y el poema describe genialmente cualquier procesión de cualquier pueblo de España y la realidad es esa, puro folklore. Besos y me alegra encontrarte siempre pedazo de poeta

María Socorro Luis dijo...

Verdaderamente genial la última estrofa . Un magnífico poema costumbrista .

Un gran abrazo.

Carlos Serra Ramos dijo...

Una denuncia genial, de la que nadie se hará eco en propia carne, más todos la aplaudiran en común scuerdo. Por eso es de una reflexión que solo a una poeta de tu nivel puede darse.

Te aplaudo en pie, mi admiración una vez más, y mi beso.

Carlos

Abi E. dijo...

Hola Luisa, leyendo tu escrito, veía la procesión de mi pueblo en las pasadas fiestas y la cantidad e gentío que acudía a ella, luego cantando la salve, como si en ello les fuera la vida, pero ya han vuelto la mayoria a su ateismo como dices tu, muy bien dicho.

Las fiestas que tanto me gustan, es muchas veces fachada y colorido, que hacen sean vistosas y divertidas con el afán que todos tenemos de olvidar por unos días nuestros problemas y relajarnos y compartir con los demás.

En andas la patrona y el patrón, como tu dices y andando detrás hablando de sus cosas el gentío con cara de circustancias y manos o brazos cruzados.

Un beso enorme

Adolfo Payés dijo...

Excelente.. poema es el sentir del alma que nos entregas. en ellos me identifico y me entrego..

Un abrazo
Saludos fraternos

ybris dijo...

Se palpa la fiesta.
Tan religiosamente atea.

Besos.

marisa dijo...

Bravo...Macadiana te veo.me ha encantado.Besos

Manolo Jiménez dijo...

Tal vez sea solamente un frenesí compartido, tal vez.
Tal vez sea un recuerdo marcado a fuego de historias ancestrales.
Tal vez antes de la patrona, del patrón y de toda la "verdad oficial" existía algo que se recuerda en el colectivo.
Tal vez.

Abrazos.

conxa dijo...

LO mas probable....

Marian Raméntol Serratosa dijo...

Eres increíble, estaba por decirte que este poema entraba de pleno en la tendencia de "poesía de la experiencia" y que viniendo de ti, me sorprendía, pero he llegado al final, ah... qué final!

Besísimos
Marian

M. Angel dijo...

Luisa Arellano, es digna de destacar toda tu poesía, pero me quedo con es verso. LUEGO... VOLVERÁ CADA CUAL A SU ATEÍSMO.

Cierto es, que por desgracia es así

Abrazo

Georgia dijo...

Gran poema, con un final que lo dignifica aún más...

mi abrazo siempre

Poseidón dijo...

LUISA,

- nos encantas con tus versos

- Eres genial

- Todos te aplaudimos en comun acuerdo, desde luego que si!

- hasta vemos la procesión

- se palpa la fiesta

- frenesí

etc, etc...

Y en el final se acaba como tu lo dice que es la verdad.

Gracias mi querida paisana, eres SUPER!!!!

Besos

Noray dijo...

Excelente fotografía la que nos muestras con este bello poema. El final es magistral. Yo, como ya te ha apuntado Marisa, también te veo Machadiana.

Un fuerte abrazo


PS: Disculpa por no haberte comentado últimamente por haber estado fuera de casa.

Luisa Arellano dijo...

Cualquier procesión de cualquier sitio, claro que si Milagros, creo que casi todos hemos estado cerca o asistido a algún acto de este tipo, donde se pone todo el fervor del mundo y al momento el personal se olvida de lo que deben significar esos fervores y se dedica a "sus quehaceres" jejeje

Un besazo.

Luisa Arellano dijo...

Pues si, Soco, costumbrista totalmente ;)

Un abrazo con beso.

azpeitia dijo...

Y en el café de "Chinitas"
dijo una voz a otra voz,
nadie cante las Saetas
estando en Málaga yo....

Un beso muy fuerte de azpeitia

cristal00k dijo...

Real, como la vida misma... frase manida donde las haya, pero que clava tus letras niña...
Besos, besos, besos

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, Luisa...

Qué bien lo has plasmado, a veces las creencia religiosas se convierten en adicciones que dejan de un lado la verdadera fe.

Excelente poema, aplicable en cualquier lugar del mundo.

Abrazos.

LA PALABRA INVISIBLE dijo...

Totalmente cierto, y muy bien expresado.
¡Cuanta hipocresía rodea siempre a lo religioso!
Un abrazo

Terly dijo...

Bonito reflejo de las fiestas del pueblo, de su colorido, de la religiosidad de sus gentes que son felices de ser ateas gracias a Dios.
Besos.

Nancy dijo...

Siempre tuve la misma sensación para semana santa y navidad en Guatemala. En esas fechas el ambiente se llena de fervor, la gente tiene una actitud definitivamente distinta a la que mantiene el resto del año.
Solo que tú lo has dicho de una manera tan hermosa como nunca lo habría podido describir yo.
Apapachos querida Luisa, siempre es un placer venir a leerte.

MarianGardi dijo...

Luisa, que bien describes la tradición y la supertición del pueblo, a mi como no me gustan las procesiones y eso que aqui en Granada como las de Sevilla son famosas, y si hablamos del Rocio, menudo fiestón, como se lo montán.
Un abrazo compañera

Rayuela dijo...

Excelente poema,Luisa!Pinta claramente las tradiciones y el comportamiento de los pueblos.
Me recordaste, de pronto, a Antonio Machado!

Mil besos!

leoriginaldisaster dijo...

precioso luisa!
me gusto mucho^^
pasalo biem:)

chaconi dijo...

Muy bueno, para comentar largamente lo del ateo selectivo,muy bueno.

Narci dijo...

Este poema se debate entre lo descriptivo y lo satírico, entre le explícito y lo oculto, entre las apariencias y la realidad, casi como como la mayoría de las facetas de la vida social de cada uno.

Supone toda una crítica, primero velada y luego totalmente abierta a las más ancestrales costumbres de nuestra cultura popular.

Muy bueno. Felicitaciones.

Narci

Luisa Arellano dijo...

Gracias a todos por haber dejado vuestra opinión sobre estos fervores que al unísono hemos reconocido por ser algo tan cotidiano y común.

A mí es que esto siempre me ha llamado poderosamente la atención y no solamente en que en cuanto al ateísmo en sí, si no en cualquier otra faceta. Tened en cuenta que luego... nos ponemos a parir por cuestiones de política, futbol o cualquier "quíteme allá esas pajas".

Me alegra saber que coincidimos en la observacion.

Mil besos.

KUBAN dijo...

Gracias, poeta, por tus versos. Volveré.

Carlos dijo...

Nada nuevo añadiré. El final, me encanta el final que se venía asomando desde el amanecer en tu poesía.

¿Son todos ateos quienes aman la poesía?

Luisa Arellano dijo...

jejejej Mira qué eres, Carlos! ummmm todos, todos... sería un poco exagerado, pero como lo de las brujas... haberlos, haylos.

Un besote