14 septiembre 2009

He vuelto

Lo bueno termina pronto y mis días de casi asueto van llegando a su fin.

Como os anuncié he recorrido junto a una amiga, parte del norte de la provincia de Cáceres, concretamente el Valle del Jerte y la Vera. Hemos disfrutado con paisajes increiblemente bellos, con pueblos que sin renunciar al progreso, han sabido conservar sus raices para deleite de todos los que paseen sus calles, con piscinas naturales en sus gargantas... Si tenéis ocasión no dejéis de visitar esta zona del norte y noreste de Extremadura. No os defraudará.

Os dejo alguna foto.

Teniendo como base Jaraíz de la Vera, el primer día nos dirigimos hacia El Valle del Jerte y entre verdes paisajes , comenzamos nuestra ruta por Piornal. Además de por sus embutidos, piornal es famoso por su fiesta del Jarramplas que se celebra cada 20 de enero y en la que, como podéis ver en el vídeo que os inserto, se lazan a Jarramplas miles de nabos.











Grupo Acetre interpretando "La Alborada de Jarramplas"

Y nuestra foto de recuerdo en la cruz de la plaza de la iglesia de Piornal.

Continuará...

17 comentarios:

chaconi dijo...

Me alegro de que te lo hayas pasado tan bien,ya contarás más. Un beso

ybris dijo...

Cuenta.
Seguiré leyéndote y aprendiendo.

Besos.

Antonio del Camino dijo...

Amiga Luisa, en tiempos (no concreto los años para no asustarme) recorrí toda esa zona multitud de veces, aunque entonces por cuestiones laborales, pero con suficiente tiempo libre como para disfrutar de paisajes, ambientes y gastronomías. Ahora (ya sabes que lo tengo cerca) de vez en cuando aprovechamos algún fin de semana para hacer una escapadita y confirmar que a pesar de estos tiempos las cosas siguen más o menos en orden. Ojalá sea por muchos años.

Un abrazo.

Antonio

Manolo Jiménez dijo...

Veo que has disfrutado de estos días, me alegro de verdad.

Y coincido contigo que ese trocito de nuestra tierra mantiene vivas las raíces, muy vivas. Merece la pena visitarlo... como toda Extremadura
:-)

Abrazos.

Luisa Arellano dijo...

Gracias, Chaconi. Os iré contando más cositas de mi tierra.

Un beso grandote.

Luisa Arellano dijo...

Lo haré Ybris, aunque como fotógrafas no valemos un pimiento y no acabábamos de entender el funcionamiento de la cámara que era nueva ;) pero os iré dejando cositas.

Espero retomar en breve vuestros blogs, que me muero de ganas de ver todo.

Muchos besos.

Marian Raméntol Serratosa dijo...

Bienvenida de nuevo, guapi, ya veo que te lo has pasado de rechupete!

Besos
Marian

Antonio Castellón dijo...

¡Bienvenida de vuelta, Luisa!

Sin duda esos sitios son maravillosos, siempre me han hablado bien del Valle del Jerte.
Sobre la foto: ¿la señora de blanco eres tú, verdad?

Un gran abrazo, y ahora a leer y a escribir.

Luisa Arellano dijo...

Me alegra muchísimo que estés aquí, Antonio, ya te echaba de menos.

No tantos años... anda no seas exagerado jejeje... unos poquitos sólo :)

La magia de los lugares es imposible describirla ni fotografiarla. Hay que pillar en vivo a los duendecillos que se nos meten dentro y nos hacen recordar que somos tierra y agua y sol... y viento. Yo no me canso de disfrutar en el Valle o en la Vera... bueno la verdad es que la naturaleza me puede y si tuviese mucho dinero, sé de sobra que lo gastaría viajando... por los publecitos de los alrededores y por el último confín del mundo.

Espero que nos hayas regalado algún poema ¿si?

Muchos besos.

Luisa Arellano dijo...

Manolo, paisano, a mí me gustaría que se conozca de una buena vez la belleza de nuestra tierra, la bondad de sus gentes, los tesoros gastronómicos !ummmmmmmmmmm!jamoncito rico, quesos, caldereta, migas... ahhhh, qué rico! porque aún queda mucha gente con una idea peregrina y descabellada en su cabeza que alguién con muy mala leche les imbuyó como quien no quería la cosa... ese descomunal disparate de que Extremadura es un desierto donde no hay nada (ahora algún descerebrado le ha añadido que tampoco hacemos nada ¡mal rayo les parta!) juas juas juasssss

Bueno que me enrollo más que las persianas... y es que soy extremeña hasta la médula, ¡qué nuestra tierra me puede!

Luisa Arellano dijo...

Marian de mi alma, y las ganas que tengo de volver a Barcelona, porque yo me muero por mi tierra, pero adoro también con la misma pasión las que están lejos de mí. No se me olvidan las calles de tu pueblo, ni aquél paisaje de la montaña de Monserrat tan imponente y precioso que me enseñaste desde aquellas masías abandonadas. ¡Qué delicia! Tengo que encontar un huequito... tengo que encontrarlo.

Besazos, preciosa.

Luisa Arellano dijo...

¡¡Antonio Castellón!! mi mago particular, yo también me alegro de volver a pasear los blogs, a ver si me puedo ir poniendo al día que con eso de haber estado fuera ahora me están reclamando mis obligaciones de abuela jejeje.

Y sí, soy la señora de blanco... la misma que viste y calza(con lo que me costó recuperar lo de señorita jajajaja) me suena raro lo de señora, pero lo cierto es que una está en esa edad en la que es el único tratamiento que le pega... ¡manda güe! ;)

Un besazo muy grande.

MarianGardi dijo...

Luisa conozco el valle del Jerte y me encantó, fui a ver los cerezos en flor en la Primavera.
Un beso y pronto nos vemos en Madrid en el encuentro de poesia

Rayuela dijo...

Gracias Luisa, por llevarme de paseo!

Besos!

Luisa Arellano dijo...

Marian, reina, pero si te conoces todo!! ´cómo te envidio.

El Valle del Jerte por si solo es precioso, pero repleto de cerezos en flor, no tiene nombre.

Gracias de corazón. Nos vemos ya mismooooooooooooo :)

Luisa Arellano dijo...

Rayuela, vustra compañçia es un tesoro.

Gracias de nuevo.

Carlos Serra Ramos dijo...

Te dejaste MONFRAGÜE, sus águilas y sus buitres coronando los picos sobre el Tajo, ¿Y el orgullo que se siente al pisar el camino romano que baja desde la sierra de Gredos? Su vista panorámica nubla los sentidos. Tampoco mencionas La Lobera, encuentro de poetas a mitad de sus cúspides donde la poesía se lanza al al viento y el eco devuelve la voz de sus ancestros.

Extraordinaria tierra Extremadura, a mí me impresionan sus esculturas naturales emergiendo del subsuelo, ya sabes que la canté en una prosa poética y tengo tres lienzos pincelando las aguas de sus ríos más el que está casi a falta de la firma.

Jejeje, nadie podrá decir que el catalán no admire lo admirable de nuestra grande patria, la chica, tu Extremadura como la mía Catalunya, vayan por delante en nuestro corazón.

Con mi alegría por tus felices minis va mi beso, querida Lui.

Carlos