06 octubre 2009

OCULTO ENTRE LOS BESOS


Imagen tomada de Google.


Llueven las consecuencias entre dos
uncidos con los lazos del acuerdo

y cada cual afianza su paraguas
para evitar las gotas
o mojarse
desde el orto al crepúsculo

llueve y ¿qué si llueve?
si las tejas de barro
no llevan puesto el nombre
y cada cual aguanta sus tabiques
y riega el arriate de sus vidrios

luego las humedades se comparten
y las reparaciones varias
corren a cuenta
de ese fondo común de caramelo
que levita en el aire

¿una mentira no es una mentira
cuando el otro la siente en las costillas
y la arropa hasta el cuello
para que no se enfríe
ni estornude?

Llueven, y cada cual
guarda un as en la manga
que el otro sabe oculto
entre los besos.


L. Arellano

37 comentarios:

Antonio del Camino dijo...

Luisa, hermosísimo poema, cargado de metáforas luminosas desde el primer verso. El final, rotundo, aunque quiza con un poso algo triste; cierto, por desgracia, en muchos casos.

Si me lo permites, quisiera hacerte una mínima sugerencia de carácter rítmico. El poema se asienta en la combinación de versos heptasílabos y endecasílabos (incluso, en el caso de los versos 5º y 6º, podrían fundirse en uno solo, formando un endecasílabo terminado en esdrújula: 12-1). Por todo ello, me rompe "pelín" el ritmo de lectura ese "para que no se resfríe" (octosílabo) que, a mi juicio, sin perder la esencia de concepto que tú le das, podría modificarse por un "para que no se enfríe", evitando esa ruptura rítmica que te apunto. (Ya sé que hay una ligera diferencia de matiz entre "enfriar" y "resfriar", pero, formalmente y siempre bajo mi particular concepto, creo que el poema quedaría más redondo.

Luisa, como siempre que lo he hecho, mis palabras no dejan de ser únicamente una modesta sugerencia hecha con la mejor intención, y, jamás, con ningún animo de crítica o reseña de deficiencia alguna. Insisto en que el poema tiene posee una fuerza muy especial, asentada (creo yo) en tu manera tan personal de manejar la palabra y en la belleza (insisto) de las imágenes que creas; además, por supuesto, de la capacidad de reflexión que, con tanta precisión, plasmas.

Enhorabuena. Un abrazo,

Antonio

Antonio del Camino dijo...

...Otra posibilidad, se me ocurre, sería "por que no se resfríe" (aunque no sé...)

Abrazos,

Antonio

Laura Gómez Recas dijo...

Es estupenda la conclusión del poema y estupenda la reflexión sobre la mentira... ¡Tan verdad!

Es complicado de mantener tenso el lazo. Lo manejas muy bien.

Un Beso.
Laura

Marian Raméntol Serratosa dijo...

Muy bien urdida la trama, una relación "matrimonial" entre los versos o fuera de ellos... Mmmmm.

Besísimos, guapa.

Marian

Noray dijo...

Me tomo un respiro dentro de la rutina laboral para respirar y qué mejor oxígeno que tus versos.

¿Qué es mentira y qué es verdad? Quizás sólo sean los dos extremos de una misma cuerda.

El cierre del poema es magistral.

Un abrazo

Luisa Arellano dijo...

Mi querido amigo Antonio, te lo permito y te vuelvo a permitir ¡faltaría más! ya lo he corregido.

Al respecto, te cuento que el poema es de hace unos meses y lo he estado retocando un poco. En principio era "para que no se enfríe" pero no me preguntes por qué demonios escribí después "resfríe" porque sinceramente no lo sé jejeje.

En cuanto al fondo, ya sabes que en estas cosas de los emparejados las decisiones de como convivir son variopintas. Quise destacar una de las formas.

Quizá por la costumbre de los foros, aprecio que me digan que lo que presento está bien pues eso anima a seguir en el intento, pero cuando haga falta decirme :¿¡Qué rayos has hecho hoy?! pues también lo aprecio que de ahí se aprende, y mucho además.

Gracias por el apunte y por tu "oído" siempre atento.

Besos

María Socorro Luis dijo...

Cuánto se oculta entre los besos de tantas parejas normales, "hasta con papeles"...

Has reflejado perfecto una de tantas situaciones, que se disimulan a sabiendas.

Una gozada leerte. Besos. Soco

Carlos dijo...

En esta ocasión, he tenido que buscar las palabras siguientes: uncir, orto, arriate. Para saborear como un gourmet la ensalada, todo lo demás, ya sé que no sirve la master-card, pero todo es cuestión de aprender.

Agradeceré tus enseños, y me aplicaré al texto de nuevo.

Conchi dijo...

Luisa tus versos contienen una buena dosis de triste realidad en muchos matrimonios, en fin, el que esté libre de pecado.... que tire la primera piedra, jajajaja.
Un abrazo

Abi E. dijo...

Hola Luisa, vaya como la vida misma.

que lástima que sea realidad y no solo poema.

Besos

Paco Alonso dijo...

Deberíamos mojarnos todos con el mismo agua..secarnos al mismo sol.
Estar pendientes un poco más del prójimo.
Me encantó tu poema, me deja en reflexión.

MiLaGroS dijo...

Como siempre andas sobrada y es una delicia leerte. Siempre se aprende de ti mucho. Un beso

Alicia María Abatilli dijo...

Que sigan lloviendo besos, sin que importen los después.
Un abrazo.
Alicia

M. Angel dijo...

Por suerte o por desgracia, no llueve para todos igual, unos se mojan, otros se cobijan del sol.
Bello final

abrazo

Terly dijo...

Pero así es la vida, Luisa, en el matrimonio, o en el amor, nunca se enseñan todas las cartas y a veces se ocultan sólo por el hecho de no hacer daño y otro lo sabe y no es malo, también eso es amor.

Rayuela dijo...

Hermoso poema, metáfora luminosa para una oscura realidad.
Qué podrá más? La lluvia o el fondo común de caramelo?


Mil besos!

Tétis dijo...

Hola Luisa

Hermoso poema. Me encanta leerte. Las metaforas, el juego de palabras son magnificos.

Precioso este final:

Llueven, y cada cual
guarda un as en la manga
que el otro sabe oculto
entre los besos.


Besitos

MarianGardi dijo...

Luisa me encanta la riqueza de bocabulario que tienes y esta poesía es bellisima como ya nos tienes acostumbrados poeta.
Un abrazo

chaconi dijo...

Luisa, me encanta y me cuesta mucho interpretarlo correctamente, soy cortito hija, pero en esta ocasión muy valiosos los otros comentarios. Un abrazo grandote.

Francisco Javier dijo...

Que entrada más linda, y encantadora, un placer leerte, besitos.

Maribel dijo...

Hola Luisa; que precioso poema, y que bonitas imágenes de mi tierra extremeña.
Por ambas ..te felicito.
Un cariñoso saludo.

Nancy dijo...

Me has dejado sin palabras y casi sin aliento de imaginar los besos.
Es hermoso, hermosísimo. Uno de los más bellos que te he leído (es que es difícil de escoger entre tanto poema tuyo, pero éste, con los ojos cerrados).
Apapachos

Poseidón dijo...

LUISA,

Como siempre es verdad un poema hermoso.

T e felicito por esa habilidad y soltura que tienes en escribir y decir con ese vocabulario muy tuyo..

No pase antes por aqui, estuve en PARIS, puedes verlo en el post que tengo pubicado para que puedas tb viajar y visitar PARIS.

besos y feliz fin de semana paisana

Emilio dijo...

Cuando dos se cruzan a diario, Luísa, siempre llueve por algún lado, unas veces lluvia fina y otras aguaceros; pero siempre al final escampa.

Besos.

Carlos Serra Ramos dijo...

Llueve, y a veces llueve tanto que no valen paraguas por mucho que el refugio esté tratado, y se empapan hasta el cuello cuando no hay mentira en los besos que comparten como comparten las humedades con el fondo común de caramelo
Por lo que yo estracto del poema la estrofa cerrada con paréntesis no me cuadra ya que, según mi interpretación, no hay tal mentira dado que es una situación cuyas consecuencias comparten como expresa el encabezamiento. O sea, que encima que te arropa le llamas mentiroso, jajaja.

Bueno, niña, que tu poema es de alto nivel pero me gustaría más si aseveraras que una mentira no lo es cuando les unce el lazo de un acuerdo.

Mis besos a montones,qurida Lui, y deja que te arrope que si lo hace es porque te quiere.

Carlos

Jesús Arroyo dijo...

Hola Luisa:
Dicen que el postre es el delirio de una buena comida. Tu poema ha sido la comida, el postre... el postre es para recordar en cualquier otra mesa.
Un beso.

Mónica López Bordón dijo...

HOla Luisa,

delicioso el poema desde todos sus horizontes. Qué real y verdadero.

me ha encantado "y cada cual afianza su paraguas para evitar las gotas o mojarse desde el orto al crepúsculo"...magnífico

como siempre, un placer leerte.

Un beso muy grande
Mónica

Antonio del Camino dijo...

Luisa, pasa por mi "cuarto de estar". Hay un regalo para ti.

Un abrazo,

Antonio

Georgia dijo...

Hermoso, sublime, mágico...

un abrazo inmenso

Narci dijo...

Un retrato de la vida misma. Bello y descarnado.

Me ha gustado

ROCIO dijo...

Holaaaaaaaaaaaaaaaaaa no creas que me había olvidado de ti ni de tu amiga. Estuve de vacaciones y ahora ya a visitaros en el frio del otoño-invierno.

Bello poema porque lo describes muy bien y tus letras están cargadas de razón.

Un gran abrazo para ti y para tu amiga (desastre que no recuerdo su nombre)

Rocío

cristal00k dijo...

¡Ay! amiga... los ases en la manga...

Con ellos y sin ellos, acabamos por mojarnos y enfriarnos en nuestras tormentas.

Maravillosa tu expresión, como de costumbre.

Un beso muuuuy grande.

Beats dijo...

que hermoso, que bien suena!
voy a seguir bueceando en tu blog, con tu permiso...
beats.

Narci dijo...

Como la vida misma. Pero contado con ese matiz tuyo tan peculiar y bello

Elena dijo...

Tu poesía está dibujada en arrietes de ternura, tristeza y verdad.
Precioso como todo lo tuyo.
Besitos

Jaht dijo...

En estos casos quizás mejor un solo paraguas y desatar "los lazos del acuerdo" con los limpios dedos de la sinceridad.

Ángeles FERNANGÓMEZ dijo...

Luisa: parecen los acuerdos (o desacuerdos) tácitos.
A medida que va avanzando el poema, va subiendo de calidad, desde mi punto de vista. Las 2 últimas estrofas mne encantan.
Besos