15 noviembre 2009

AQUELLA HIGUERA BLANCA CON SUS BREVAS EN JUNIO



Despiértate
Perdónate porque te has injuriado
Planta una maceta
La nada no existe

(Epiblaster)




La telaraña envuelve muchas cosas
que el tiempo desmañado
nos secuestra

y sus escamas tupen
el orto travistiéndolo de nada,

porque la nada abunda
y repletó todos los vestidores
y anaqueles donde puso la niña su equipaje
aquel día de mayo florecido
lleno de dinosaurios obsecuentes.

Se secó la garganta
y se secaron hortensias y magnolias,

se secaron parcelas, labrantíos, los huertos,
y aquella higuera blanca con sus brevas en junio.

El recelo, nacido en secarrales,
con su forma de hiedra
resistió los envites del estío

después ya no hubo nada.



L. Arellano 2008

24 comentarios:

María Socorro Luis dijo...

Tu poema Luisa, me ha emacionado muchísimo. Además de por su belleza y contenido, citas a la higuera...

Una huiguera blanca, con brevas en junio , con higos en octubre, estuvo ligada a mis años de infancia.Y en todos los recuerdos de esa época aparece inevitable...

Gracias, Luisa , Un abrazo

Y cómo van esos tanka ?...

Beats dijo...

me gusta mucho como transmites Luisa
me ha gustado en especial:

La telaraña envuelve muchas cosas
que el tiempo desmañado
nos secuestra
...que bello!
un abrazo!

Adolfo Payés dijo...

Siempre es un placer leerte

Un abrazo
Saludos fraternos..

Que tengas una semana lena de éxitos...

Emilio dijo...

Buen poema, Luísa, con esa forma de envolver los versos hasta llegar a un final rotundo y drástico.

Abrazos.

chaconi dijo...

Bonito, Luisa, muy bonito. Recuerdos... Un beso reina.

Noray dijo...

Excelente poema, como todos los que escribes.

La nada existe
y habita en nosotros.


Un beso

Rayuela dijo...

Estoy conmovida.Descomunal poema pleno de metáforas, hasta llegar al desolador verso final.
Y perfecto el epígrafe.

Un beso!*

MiLaGroS dijo...

Como siempre eres inmensa Luisa. Grandísima poeta. Un beso

Abi E. dijo...

Hola Luisa, cantidad de años que llevo sin ver una higuera y que gratos recuerdos me traen de niño en casa de mis abuelos, cunado trepaba a lo alto de la higuera a comerme los higos y las brevas, para bajarme a la vuelta de un rato con los morros hinchados.

Un besazo

Tétis dijo...

Hola Luisa

Es siempre un placer visitarte y leer tus poemas.

La higuera es un árbol que me encanta por toda la simbología que encierra.

Te felicito, amiga.

Besitos

Terly dijo...

Después estaban tus versos, querida paisana, tu poesía que iluminó la nada
transformándola en una galaxia de estrellas.
Se te echaba de menos.
Un beso.

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, Luisa...

El tiempo todo lo borra, tan solo nos quedan los recuerdos. Ellos nos traen, a veces, la nostalgia.

Abrazos.

Nancy dijo...

Definitivamente cada vez que blogger me "avisa" que has actualizado... no puedo dejar de venir, no puedo postergar el momento de leerte porque sé que siempre salgo con el paladar endulzado y el corazón rebosando de paz.

Antonio Castellón dijo...

Hola, Luisa.

No sé qué decir, excepto que no creo en la nada, a no ser como una cortina que oscurece y no deja ver, pero tras la cual siempre hay algo.

Un abrazo, amiga poeta.

(fue meditando bajo una higuera donde el Buda llegó a su visión del Nirvana)

Poseidón dijo...

Hoal LUISA,

QUE BELLO POEMA!

Una higuera blanca, con brevas en junio...

Ya conoci eso en nuestra tierra paisana.

Dices cosas preciosaS de lo mucho y de lo nada, tu sabes tanto..

TE FELICITO COMO SIEMPRE

besos amiga

Narci dijo...

Precioso poema, repleto de imágenes, que nos ofrecen todo un mundo de observaciones y sentimientos, aunque al final nos lleven a la nada. Doloroso vacío.

Besos

MarianGardi dijo...

Tu riqueza de vocabulario es impresionante.
¡Me encantan las brevas!
Un gran abrazo querida Luisa

conxa dijo...

leerte, te leo.

Un beso.

María dijo...

Tus versos envuelven y atrapan, Luisa, me parecen preciosos, y te felicito por ellos.

Un beso.

cristal00k dijo...

La nada abunda amiga y se siente. Ya lo creo que sí, y una vez se nos instala dentro es difícil deshacerse de ella y es que en el fondo nunca está vacía... ¿verdad?
Besos Maestra.

Rosario dijo...

Poema para pensar...

La telaraña envuelve muchas cosas
y sus escamas tupen,
el orto trasvistiéndolo de nada.

Se secó la garganta,
nació el recelo,
después ya no hubo nada.

Pero.. plantó una maceta de ESPERANZA

Paso por primera vez por tu blog, con tu permiso te seguiré. Te espero.
Un abrazo Rosario

Jesús Arroyo dijo...

Luisa:
Me gusta mucho el sencillo y tajante verso último.
Pasar de todo a nada. Me gusta.
Un beso gordo.

VMB dijo...

se secaron las mentiras
y se apagaron los incendios
solo quedó la verdad a secas
y de frio con este invierno
se congeló una mañana con el rocío
tu me dejas solo y yo solo
quiero estar contigo
pero sin mentiras
con la verdad
aunque esté fria
M.
http://todomisilencio.blogspot.com

Mónica López Bordón dijo...

Hola Luisa,

como siempre, ejemplar. El cierre es magnífico.

Bss