22 noviembre 2009

DE PAPEL


Imagen tomada de Google.

Morir
aunque respires
no es extraño,

caer en la hondonada
profunda
de los buitres
si el recelo
atora lo viable
y sólo queda
el humo nauseabundo,
los recuerdos
dolientes
e indecisos

de papel corrugado.



Luisa Arellano

23 comentarios:

MiLaGroS dijo...

Claro que no es exraño morir auanque respires. Pero si el peor de lor tor,mentos. Como siempre muy bello. Escribes de lujo reina. un beso

Paco Alonso dijo...

Siempre queda un aliento en el fondo, la recuperación es posible.
Excelente post.

Cálido abrazo.

chaconi dijo...

Real pero muy triste, reina. Siempre quedan recuerdos buenos donde buscar, siempre queda algo donde agarrarse al presente y resurgir. Besos, los domingos son muy malos, hay que tener cuidado, la tristeza interior nos invade.

Beats dijo...

Muy bello Luisa a pesar de que es triste; tienes una destreza para escribir poesía increíble.
Muchos besetes.

Nancy dijo...

Morir aunque aún respires es una excelente oportunidad para la resurrección.
Celebro cada poema tuyo, adoro tu capacidad de hacer poesía hasta de los momentos más negros de un ser humano.
Besitos y apapachos

marisa dijo...

Ay Luisa...que estoy muy sensible:(
Eres una poeta excepcional.sabes que te adoro.besos

Narci dijo...

Respirar y estar muertos...
Morir y seguir respirando...
porque la vida no es sólo el latido y el aliento, sino también la ilusión y la mirada al cielo.

Una belleza, Luisa. En muchas ocasiones me hubiera sentido identificada con estos versos. Ahora, por suerte, no, y espero que tú tampoco, al menso en este momento.

Un beso

Jesús Arroyo dijo...

Luisa:
A la poesía le pasa lo contrario. Aunque se haga sin respirar, está tan viva...
Un fuerte beso.

Manolo Jiménez dijo...

Pienso que hay más gente respirando muerta que viva.

Y repito lo dicho anteriormente, el poema respira.

Abrazos.

Marian Raméntol Serratosa dijo...

Tremendamente potente ese papel corrugado.

Mil besos
MArian

ROCIO dijo...

Morir en vida o que te maten eso está a la orden del día.

¿Como te va? espero que bien, yo si sin novedades.

Un abrazote.

Rocío

Jaht dijo...

Los buitres lo tienen cada vez más difícil para distinguir entre los vivos muertos y los muertos vivos. Apostaría que hay más de los segundos.
Un abrazo, Luisa.

MarianGardi dijo...

De papel corrugado, palabra novisima para mí, sinonimno de arrugado.
Contigo siempre se aprende.
Bello como tu corazón de poeta
Muchos besos mi querida Luisa

Poseidón dijo...

Querida Luisa,

Pero qué enorme poeta eres !

Lo dices facil y más fuerte no puede ser..

Morir no es nada, empezemos entonces a vivir.
Es menos aburrido y mas largo

Besos paisana

Noray dijo...

Cada entrega: una joya nueva.

Es un enorme placer leerte.


Un beso

Rayuela dijo...

Cuántas veces
caemos
en esa
hondonada*


Mil besos!

Caminante dijo...

Recelar.... que verbo más negro, desconfiado, amargante, ¿Quien no ha recelado en algún momento de su vida?

besos desde Madrid: PAQUITA

manolotel dijo...

Hermosos y tristes versos, querida amiga Luisa. El papel, por lo que parece, es capáz de contener lo peor y también lo mejor, como es la posibilidad de leer y vivir de nuevo los poemas que nos gustan.

Un beso enorme.

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Jola, Luisa:

Las paradojas de la vida, estar muerto pero continuar respirado y viviendo de los recuerdos.

Excelente poema, aunque un poco melancólico.

Te agradezco la visita,

Abrazos.

media luna dijo...

Desde luego, en esa hondonada una se siente muerta. Sin embargo no son los recuerdos dolientes e indecisos los que nos atormentan, sino el recelo que sentimos ante ellos. Cuando consigamos alisar ese papel y escribir con letra legible los recuerdos, tal vez los conjuremos y tal vez volvamos a poder vivir.
Me salió tal cual del corazón.
Un beso.

Alicia María Abatilli dijo...

De papel o no morir, qué valentía de vivir sabiéndolo.
La negación es lo peor que podemos hacer.
Abrazos.
Alicia

anabel dijo...

La muerte en vida es la peor de las vidas. Tal vez haya algo o alguien, que irrumpa de repente en ese sinvivir y consiga que el aliento se recupere y la sangre fluya de nuevo.

Un placer leerte.

Un abrazo.

Terly dijo...

¡Bravo, paisana! Cada vez me emociona más leerte.
Un beso.