21 junio 2010

HAIKU


aire amarillo
envolviendo el silencio
desde la hierba

*
*
*

Luisa Arellano

De la antología del Rincón del Haiku "Poetas de Corazón Japonés"

24 comentarios:

María Socorro Luis dijo...

Bonito haiku, Luisa. Va otro:

Las mariposas
tontean por el prado:
Hay tantas flores...

Y un abrazo. Soco

anabel dijo...

Perfecto para estos días en los que la hierba se perfuma de margaritas silvestres.
Pura poesía.
Un abrazo.

Antonio del Camino dijo...

Todo un haikú; sí, señora. Chapeau.

Un abrazo.

Noray dijo...

Aunque no están bien visto por muchos poetas, los haikus son una verdadera delicia, son un "bocado" de poesía.

Precioso haiku.



Un abrazo.

Rayuela dijo...

es suave el viento

del alba en mi ventana

tibio amanecer
*
*
*
besos >*<

M. Angel dijo...

Luisa arellano, placer saludarte y el bonito haiku que nos regalas

Te dejo este para vos

La suave brisa
Nos acerca tus versos
y tu sonrisa

Niña, sois la flor
Que regala poemas
Llenos de amor

Abrazo sincero
M.Ángel

Esmeralda Martí dijo...

Qué bien te ha salido... Siento ese silencio de mis campos castellanos ondeando sus melenas a la sombra de las encinas.
Me quedo un rato dormitando tan agusto.
Besos

MarianGardi dijo...

Lindo, ese paisaje de haiku.
Besos Luisa

Antonio H. Martín dijo...

¡Precioso, Luisa!

Como otros comentaristas te han dejado sus haikus, a ver qué te parece éste:

aire amarillo
envolviendo el silencio
desde la hierba

¿Qué tal?
Ah no, que ese es el tuyo, jaja. Espera, por favor...

la luna brilla
el río está lejos
¿por qué no encuentro el bosque de cerezos?

Un abrazo.

Marian Raméntol Serratosa dijo...

Dificilísimo esto de los Haikus, la croncreción en su máxima potencia..

Besísimos
Marian

conxa dijo...

Un beso querida Luisa.Y gracias.

Jesús Arroyo dijo...

Nueva entrada http://iiiencuentropoesiaenred.blogspot.com/

Terly dijo...

La paz de nuestros campos extremeños.
Un besisimo.

Terly dijo...

No sé si porque lo he leído y el "besisimo" se quedó en mi subconsciente, pero me he repetido, cosa que no solamente no me importa sino que me agrada al ytratarse de Marián.

Beats dijo...

me sugiere, en la inmensidad de un campo.
besitu!

Laura Gómez Recas dijo...

¡Justo ahí! La sensación de la dehesa en primavera.

Un besazo, Luisa
Laura

Javier F. Noya dijo...

Hola: desde el blog de Rayuela, un poco por casualidad del título de tu blog (soy amante del Blues) he llegado aquí. Me ha gustado mucho tu poesía. Volveré. Saludos.

ybris dijo...

Lo leo del revés y casi me gusta más.
El mérito es tuyo por hacerlo reversible:
"Desde la hierba,
envolviendo el silencio.
Aire amarillo."

Besos.

Caminante dijo...

Del derecho o del revés,
ahí está
la pradera amarilla.

Ya he repartido tu aclaración al último patinazo.
PAQUITA

Poseidón dijo...

hola paisana,

feliz verano con los campos de trigo, amapolas y tortolas de Extremadura.

besos

Elena dijo...

Perfecto!!!!! poema y cuadro en comunión.
Besitos

Luisa Arellano dijo...

Unos días en el hospital me han mantenido aún más apartada de vosotros.

No quiero que el tema Haiku se pierda sin agradecer a todos vuestra presencia.

Soco: Una delicia el haiku con que me has acompañado. Un flas de tranquilidad.

Anabel: Por aquí ya hemos perdido la hierba y el calor ha dado paso al pasto. Todo diferente pero igual de intenso. El aire sigue transportando belleza.

Antonio del Camino: Me alegra que lo hayas disfrutado. Te agradezco ese enlace que has puesto en tu blog. Gracias, amigo.

Noray: Yo no estoy totalmente de acuerdo con que los haikus nos estén bien vistos. Si creo que hay mucho desconocimiento sobre esta forma de poesía y también mucho expontáneo que a cualquier cosa le llama haiku (luego, persiste el desconocimiento)pero cuando el hauku te atrapa en su intensidad, ya no puedes desprenderte de él. Dejarse mecer en esas concentraciones de belleza es algo inenarrable. Tú lo sabes muy bien porque eres uno de los hechizados.

Rayuela: Eres una de las compañeras de blogs que mejor manejas la concreción con las palabras en cualquier tipo de forma y a mí me gusta disfrutar esos moldeados tuyos que no tienen precio y como muestra el haiku que has traido para acompañar. Un beso.

Manuel Ángel: Qué delicia! Tú siempre acompañando con versos llenos de una dulzura exquisita. Mil gracias, mi amigo.

Esmeralda: Extremadura y Castilla (las dos castillas) tienen muchísimo en común, y mi pueblo en particular más, ya que estamos muy cercanos. Por tanto no me extraña que lo identifiques plenamente. Gracias por estar siempre.

Marian Gardi: Gracias por disfrutarlo y decírmelo. Besotes.

Luisa Arellano dijo...

Antonio Martín: jajaja ¡hay que ver lo que hace el amor… te atreves con poemas en general y ahora también con haiku!... ¿sabes? tienen mucha “tela” esos versos tuyos. Me los voy a guardar con mucho, mucho cariño.

Marian Ramentol: No más difícil que cualquier otra forma Marian, si te atrapa cualquiera de ellas todo es un camino de rosas. Te debo visitas… a ver si llega pronto la solución. Mil besos, reina.

Conxa: tu presencia, sabiendo los malos momentos que te ha tocado vivir, es doblemente importante para mí. Mucho ánimo y todo mi cariño.

Jesús Arroyo: Me muero de ganas de acudir a ese encuentro, pero hay algún nubarrón en el horizonte que espero no descargue para esas fechas. Estaremos en contacto. Besos.

Terly: Lo de los besísimos de Mariam es algo contagioso, que estoy segura a ella no le importará que usemos. Yo agradezco tu presencia siempre.

Beats: Te sugiere bien, porque nació de esa paz que existe a raudales en los campos que me rodean… pero estoy segura de que en esas calles tuyas, llenas de roña (¡cómo me gusta esta expresión tuya!) también se puede encontrar el aire amarillo que circunda los silencios y las bellezas. Besos.

Laura Gómez Recas: Lo cierto es que, como me marchaba para el hospital, elegí esa foto con prisas, y aprovecho tu comentario para llamar la atención sobre ese punto, ya que esos “momentos” pueden vivirse en cualquier época y además en cualquier situación… sólo hay que estar abierto a recibir sensaciones. Besotes.

Javier: Ya ves que este blues de las encinas, pretende tocar todos los palillos… otra cosa es que lo consiga jejeje De momento si te ha gustado, me doy por satisfecha. Ya he visto que tienes mucho y bueno en tu blog. Estoy falta de tiempo, pero acudiré con gusto siempre que pueda. De momento, estás en tu casa. Bienvenido.

Ybris: Cómo me gusta tenerte aquí y leer tus palabras. Además qué ganas tengo de que retomes tu blog y nos vuelvas a regalar tu buen hacer. Me gusta como has volteado el haiku. Mi razón para tener ese “aire amarillo” en el primer verso es que es el núcleo de la sensación y el resto podría variar siempre. Esa es la “madre del cordero” ;)

Caminante: Es que tú eres muy crédula jejeje y no ves malicia en nada de lo que te llega. jajaja Es un placer aclararte cositas.  Besos.

Poseidón: ¡Ay las tórtolas, qué maravilla! Me has evocado recuerdos de hace muchísimos años. Tendría cinco añitos y los domingos mi padre me llevaba de paseo. Uno de ellos cuando llegamos a la altura del Arroyo Arrocampo, (qué tú sabes bien donde está) entre el pasto revolotearon dos tórtolas que tardaron un tiempo en levantar el vuelo, lo suficiente para que yo quedase maravillada y aquél recuerdo grabado en mi corazón. Gracias, paisano.

Elena: ¡Mi niña, viajera! me gusta que te haya gustado ;) Besos.

Rodrigo D. Granados dijo...

¡Glorioso encinar en primavera!; recuerdo este paisaje en la provincia de Toledo, y cómo se encend´´ia mi alma al presenciar, como decía Machado: "...otro milagro de la primavera."