07 febrero 2011

¡¡ESTOY DE VUELTA!!




Me sentía en una jaula, los barrotes me han estado oprimiendo todos estos días… y no es justo que la víctima se encierre y que el culpable campe a sus anchas.

No tengo palabras para agradecer a todos los que habéis respondido a mi solicitud cuando puse el blog privado. Os pido disculpas a los que habéis tenido problemas para entrar por el trabajo extra para poder introducir la llave en la cerradura, pero lo cierto es que el sistema de funcionamiento de un blog privado es demasiado trabajoso para el que llega a leer y para el que lo administra.

Por tanto, en este momento vuelvo a abrir mis puertas y ventanas de par en par, porque esa es mi filosofía y ese es el espíritu con que nació este Blues de las Encinas. Todo el que hasta aquí llegue será bien recibido.

A los otros, a los pobres de espíritu que se apropian de lo ajeno incapaces de crear nada por sí mismo, a esos les seguiré persiguiendo hasta donde haga falta.

Para zanjar el tema, os dejo un enlace sobre el plagio on-line que me parece muy interesante. De aquí he tomado la foto de este tema.

¡¡Recomencemos donde lo dejamos!!

Miles de besos para todos.

Luisa Arellano

18 comentarios:

Antonio del Camino dijo...

Bien dices, Luisa: "Recomencemos". Y que entre la luz en las casas de buena voluntad. Nos leemos.

Un abrazo

Luisa Arellano dijo...

Gracias, compañero de fatigas en este lamentable y amargo incidente, pero sobre todo compañero y amigo en la poesía a través de mucho, mucho tiempo en internet.

Sigamos adelante, claro que sí.

Besos.

María Socorro Luis dijo...

Bienvenida a la normalidad.
Y que no vuelvas a tener que pasar por la desagradable experiencia.

Muchos besos.

MarianGardi dijo...

Me alegra mucho que pueda entrar ya sin problemas.
Un fuerte abrazo amiga querida
Vive tranquila!!

Mery Larrinua dijo...

Luisa, me alegra que estes aca.
No sabia lo que te habia sucedido.
un abrazo

Luisa Arellano dijo...

Y bien desagradable que ha sido, Soco. Voy a intentar retomar de nuevo el camino. Necesito esa normalidad.

Mil gracias por tu apoyo.

Luisa Arellano dijo...

Para ti, Marian, bien dificultosa que ha resultado la entrada. Y pensando en todos, pero especialmente en casos como el tuyo, lo he vuelto a dejar libre como el viento.

Ven cuando quieras y puedas, amiga, esta siempre ha sido tu casa.

Besos

Luisa Arellano dijo...

Merry, ya ves las cosas que suceden... es muy triste, pero con vustro apoyo, estoy dispuesta a superar todo.

Entra con libertad.

Besos

Mónica López Bordón dijo...

Querida Luisa,

¡¡¡Gracias por volver!!!, me encanta tu vuelta en abierto y a continuar, y a seguir...
Te mando un beso muy grande

Luisa Arellano dijo...

¡Sigamos, Mónica, qué no nos detenga nada ni nadie!

Agradecidísima. :)

Emilio dijo...

Me alegro mucho de tu vuelta y de tu actitud, Luisa.

Y adelante, sigue escribiendo tan bien como la haces siempre.

Un afectuoso abrazo.

Poseidón dijo...

Hola LUISA,

lo hicistes muy bien.
aqui ES TU LUGAR!

Gracias por hacernos DISFRUTAR con tus post que estaremos a ESPERAR..

Tu no te vas a DESANIMAR.

Besos con cariño

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, Luisa:

Mejor así, tu poesía debe volar libremente para que todos podamos disfrutarla sin barreras.

Abrazos.

Luisa Arellano dijo...

Las gracias son para ti, Emilio. Hoy no tengo palabras para significaros mi alegría por vuestra presencia.

Seguir... !claro qué sí!

Besos

Luisa Arellano dijo...

Paisano, Poseidón, cuánto me anima siempre lo que me dices.

Besazos y besinos extremeños.

Luisa Arellano dijo...

Rafael, tu presencia siempre me produce un respeto y un amor enorme, el mismo que destilas en tus versos y en tu forma de encarar la vida.

Gracias compañero y amigos.

Rayuela dijo...

puertas abiertas, cortinas flameantes!
tal vez no hayas sido vos quien estuvo en la jaula...tal vez sea ese "él" el que estaba, preso de su impunidad.

entonces:
replay Luisa!

mil besos*

Abedul dijo...

Encantada de conocerte, Luisa el nombre de tu blog me encanta, me recuerda mi infancia ..cuando subiamos a los tres arbolitos un monte pequeño, que rodea a Bilbao, habia encinas silvestres y me gustaba su acidez (ahora seguro que no lo soportaria..) siento lo que te ha pasado, pero me alegro
que vuelvas, los blogs privados suenan a coto...y la poesia debe lanzarse a los cuatro vientos...
haycosas incomprensibles que pasan alguna vez y no se repiten... gracias por ser valiente!!!! un abrazo Begoña