14 marzo 2011

LOS QUE RESIDEN EN EL CATÁLOGO DE LOS INFINÍTAMENTE NECESARIOS


(Georgette Magritte, Study for Poster), 1.934 de René Magritte.



Apenas salgo de este cubículo con grilletes excavado en el tiempo,
tengo hambre de fuerzas y pasiones
que me ayuden a saltar mis debilidades.

En el sopor de esta fiebre imagino los ríos bienhechores;
imágenes de lo perdurable en mí,
de las huellas dejadas generosas en el patio
que ahora yace mustio pero que aún se niega a recibir losas de hormigón.

Los que residen en el catálogo de los infinitamente necesarios
se presentan de improviso
y su algarabía destripa los terrones de la noche
avivando con candiles
el brillo de las esteras que acompañan los umbrales silenciosos,
se desmigajan sobre la raquítica hierba
y las gallinas comen ávidas por llenar los nidales con sus huevos de savia.


Luisa Arellano

Safe Creative #1103148701057

24 comentarios:

María Bote dijo...

Es un poema rotundo que invita a la reflexión, amiga.
Felicidades.

Besos. María.

MiLaGroS dijo...

Eres increible.
Yo también me niego a recibir losas de hormigón en mi patio . Eres poeta, grande, inmensa y maravillosa. Y eso no hay nlosa que lo pueda tapar Muchos besos amiga. Yo me siento un poco como tú. Debe ser el tiempo que tenemos.

Elsa Tenca Mariani dijo...

Brillante,Luisa.

Los infinitamente necesarios tocan con su flecha el centro,de improviso.

UN FUERTE ABRAZO:
ELSA.

conxa dijo...

Cuando uno tiene "hambre de" sale de los grilletes y de lo que sea...

¿qué no? claro que sí.

Ya sabes que yo lo simplifico todo rapidamente.

Javier F. Noya dijo...

Así irás Luisa, tu ánimo alienta también para estas horas de desaliento, de desgano. Gracias por compartirlo, Besos.

Rayuela dijo...

sos infinitamente necesaria...tu poesía brota, en todas partes.


besos,Luisa*

Laura Gómez Recas dijo...

Me gusta el ritmo rápido, las imágenes surrealistas, la libre arquitectura de este poema. Le da fuerza y rotundidad.

Su contenido, casi amargo, para pensar.

Un beso, Luisa
Laura

Abi E. dijo...

Hola Luisa, a pensar tocan. Si es que siempre tienes tu puntito.

Besos

IV Encuentro de Poesía en la Red dijo...

Que bello poema Luisa.
Me gusta tu estilo y forma de hacer poesía.
Un fuerte abrazo Luisa

Liliana Lucki dijo...

Un gran estilo, muy bueno !!!

Mi saludo, Liliana

Luisa Arellano dijo...

María, los apoyos nos son tan necesarios... nada seríamos en soledad.

Luisa Arellano dijo...

Será, Milagros... tanto llover, tanto llover ;)

Luisa Arellano dijo...

Elsa, qué suerte que lleguen de inproviso... que lleguen.

Luisa Arellano dijo...

Benditas tus simplificaciones, Conxa. Sean por siempre bienvenidas. :)

Luisa Arellano dijo...

Javier ¿tú también te mueves con lentitud? ¡menos mal qué tiene cura!

Un abrazo.

Luisa Arellano dijo...

Bienvenida al "club Silvia...

Besos, poeta.

Luisa Arellano dijo...

Laura, sabes que estas cosas no tienen explicación, son segundos...

Te sé muy atareada, por lo que valoro muchísimo más tu presencia.

Abrazo con beso.

Luisa Arellano dijo...

¡Ay, mi Abi! No pienses... sólo déjate llevar... y siente: Ese, será el poema.

Besos, mi cronista nember guan de la biosfera.

Luisa Arellano dijo...

Gracias, Marian. Aún tengo pendiente seguir con la lectura de tu novela... no me olvido, reina.

Se va acercando el gran día del encuentro... disfruta mucho.

Besos

Luisa Arellano dijo...

Lilliana, se bienvenida. He visto tus pinturas y me han recordado en cierto modo a alguno de mis poemas... negro sobre esperanza, esperanza sobre negro.

Un punto de velada amargura muchas veces...

Vuelve cuando quieras.

Terly dijo...

Qué fuerza, qué contundencia, querida paisana, me dejas, como diría mi mujer que con frecuencia equivoca las palabras del español (es italina) repito, me dejas "acojonido"
Lamento mucho si no vienes a Granada, se notará mucho tu falta.
Besos.

Antonio H. Martín dijo...

Son los que residen ahí, en ese catálogo, quienes nos ayudan a vivir, ¿verdad, amiga?
Son los que nos evitan el abandono, los que nos susurran siempre esa palabra que necesitamos oír.

Un fuerte abrazo, amiga Luisa, poeta residente.

cristal00k dijo...

A tu patio nunca llegarán losas de hormigón, amiga. No, mientras alientes...
Un abrazo, Luisa. Uno grande.

MiLaGroS dijo...

Me encanta el poema Luisa. Escribes de lujo. Yo también me resisto a las losas de hormigón aunque cada vez me siento mas cansada y desganada para las flores. Besos.