18 febrero 2009

MUSA DEPREDADORA



Tras tantas cosas tristes, vamos a relajarnos un poquito con las "locuras" y tribulaciones de los poetas, mediante esta:

MUSA DEPREDADORA


Por ella soy capaz, de atar mis ojos al cabecero de la cama
y esperar su llegada con vestido de gala o con harapos,
con tacones de aguja o con sandalias,
con rulo y boatiné.

Por ella, el polvo campa por mis muebles sin respeto,
y la ropa arrugada fenece en el canasto
a la espera de la caricia ardiente de la plancha
que se oxida de tedio y que bosteza.

Por ella tengo ojeras y he olvidado
ponerme la hidratante muchas noches.

Me desespera su impuntual llegada,
sus retrasos constantes y este agobio que siento cuando falta.
Vehemente rebusco por si arriba con aroma de especias.

Vanos sueños, no viene, por mucho que los dedos se desangren
en garabatos, exprimiendo el jugo a la luz de mi cuarto.
No viene cuando añoro su sombra en la almohada
y con ello me arrastra a la apatía de los cristales polvorientos.

Altanera y coqueta, a veces me sorprende desgajada o altiva
y me toma sin ningún miramiento, secuestrando mi juicio.
Lésbico amor, que entonces se devana y teje las palabras guturales
que estaban escondidas entre los platos sucios.


Luisa Arellano

***
**

46 comentarios:

CaminanteDeNoche dijo...

Hola Luisa, feliz de regresar a tu casa, después de un tiempo metida en el mundo real en detrimento del mundo virtual.

Respecto a tu poema, me identifico con él, aunque últimamente la musa me tiene abandonada y ando centrada en el mundo material esperando su vuelta tortuosa...ya vendrá cuando quiera, mientras, se va viviendo este mundo que es el que nos trae las sensaciones y experiencias de las que se alimenta esta cruel musa.

Muchos besos, poetaza

Gloria dijo...

¡Qué poema más guapo! Me identifico totalmente con él, pero no tengo palabras para escribirlo.

Precioso y preciso.


Muchos besos

MiLaGroS dijo...

Luisa eres fantástica. me he visto tan reflejada en tu poema. Me ha hecho reir. He visto mi situación Solo faltaba la voz de los hijos que te dicen : " Mamá, si es que no sé en que mundo vives".Ah! Y algún día que pierdo el autobús porque la musa tiene un reloj más rápido.
Un beso, pedazo de poeta. milagros

marisa dijo...

Luisa, qué maravilla esa forma de evocar la lucha de los escritores por no perder la inspiración, esa relación entre la musa y el poeta,y esa búsqueda de lo que nos hace seguir escribiendo que a veces está en los lugares más cercanos...Besos, poeta

estherpino dijo...

A veces, como a Serrat, te encuentra trabajando esperándola, pero otras... ¡maravilla! aparece cuando menos la esperas, y el encuentro es fantástico.
Genial poema.
Un abrazo.

JUAN JES dijo...

Salve Luisa!

La décima musa? La depredadora! Escribid el nombre que vosotras querais en un espacio en blanco.

Antonio del Camino dijo...

"Chapeau", que hubiésemos dicho en otros tiempos.

Esa "Musa", "Inspiración", "Estro" o lo otro... que nos tiene locos a todos... (¡y qué bien la echaste el guante en esta ocasión!) Vaya mi aplauso.

Un abrazo.

conxa dijo...

ves? Yo nunca espero a la musa, nunca me pierdo por ella.

Ahora,que en mi desorden cerebral hay muchas cosas que hacen que me pierda.

LA PALABRA INVISIBLE dijo...

Fantástico poema, muy bien expresado Luisa, verdaderamente bueno, besos.

Marian Raméntol Serratosa dijo...

No hace falta que te acicales preciosa, estés como estés, a ti las musas te adoran, niña.

Mil besos y uno más.

Marian

M. Angel dijo...

La musa que te inspira lindos versos
hace verses y cantes maravillas
alcanzando llegar a las estrellas
Que se embriagan con tu aroma y tus besos.

Placer leerte.
Saludos sinceros.

María (lady) dijo...

Dichosa musa que no llega
y con ansia se la espera.
---
La mía debe estar de vacaciones ....

Precioso, Luisa. Lo has bordao!
Besotes.

Luisa Arellano dijo...

¡Cuánto me alegro de tu regreso, Matilde!

Ya he visto que has regresado con las pilas cargadas, por tanto no te quejes de las musas ¿eh?

De todas formas nos tienen esclavos esperando que aparezcan y es que a veces son esquivas a más no poder, las puñeteras jejeje

Un beso enorme.

Luisa Arellano dijo...

Gracias Gloria, me alegra que te haya gustado. Te creo en lo de la identificación... creoque todos nos identificamos con estas desesperaciones cuando no llegan y con las satisfacciones cuando por fin aterrizan.

Besos y pásalo bien en tu viaje.

Luisa Arellano dijo...

jajajajaja, Milagros, tú también? No me estraña que los de casa nos vean "raritas! jejeje

Un millón de gracias y de besos.

Luisa Arellano dijo...

Es cierto lo que dices, Esther, a veces nos encuentra trabajando, pero otras es que no hay modo de trabajar si no se hace presente :)

Besitos.

Luisa Arellano dijo...

Marisa, es cierto también lo que dices, la mayoría de las veces lo tenemos delante de las narices y no lo vemos. Quizá ese sea el verdadero trabajo de la musa, destapar el velo que nos impide ver...

Poetaza, tú te llevas muy bien con ellas últimamente, es que no paras.

Besos enormes.

Rosario Alonso dijo...

Luisa, precioso precioso en forma y contenido. Me identifico plenamente con el poema. Cuesta empezar pero como dijo Dalí, “que la musa te encuentre trabajando”
Te felicito es una maravilla..

Muchos besos

Fernando Sabido Sánchez dijo...

luisa
eterno e insondable anhelo del poeta a la espera de un soplo de inspiración
felicidades
un beso

Rosa dijo...

Te vas a reir... pero si cambiaras la palabra "musa" por "menstruación"... le viene que ni pintado.

Un abrazo.

Walter Portilla dijo...

Luisa, por fin regresaste de tus vacaciones! estás en deuda con nosotros, con fotos y todo.
Excelentísimo poema, Luisa, me gustó mucho. Alguna vez me preguntaste por qué no me gustó una entrada tuya, y era porque te sentía pesimista y así no eres tú, siempre he podido apreciarte desafiadora, tajante, presta!
También te dejo besos Luisa, muchos.

Ángeles FERNANGÓMEZ dijo...

Pero... ¿por qué eres tan genial?
Me encanta y además me veo reflejada. Cuando ya se tienen esas confianzas con La Musa es que la cosa va muy bien. Y tú, repito, eres genial, te bendice La Musa, coquetea contigo y tú con ella. Eso sí, ¡ni se te ocurra entretenerla tanto como para que se quede a vivir contigo y nos deje abandonados a otros, eh! Dile que reparta suerte.
Besos, cosa linda.

Luisa Arellano dijo...

Hola Juan Jes!

Yo para la décima, casi que me quedo con el que le puse aquí: depredadora. Es que nos maltratan vilmente. Hay infinidad de veces, en las que lo que quiero decir está ahí pugnando por salir, a punto de gotear de los dedos, pero... no acaba de asomar y me entra una angustia terrible, sin ser capaz de plasmar en lo escrito lo que quiero.

Es más en general yo creo que aún no acaba de aposentarse como es debido y tengo en la gargana un montón de cosas que no fluyen como a mí me gustaría.

Espero que Depredadora, me permita expresarme en algún momento.

Besos.

Luisa Arellano dijo...

Como le decía a Juan Jes, Antonio, no estoy segura del todo de haber podido atraparla en alguna ocasión... me bullen por dentro tantas cosas que intento atrapar y no sé si alguna vez seré capaz de sacar fuera, que la desazón de la espera se hace eterna.

Es lo mismo que cuando tú nos cuentas esas ganas tuyas de ir más allá y esa sensación de inconformismo constante con lo logrado hasta ahora.

Esperemos ir alcanzando trocitos de luz.

Besos, muchos.

Luisa Arellano dijo...

Tu musa, mi querida Conxa, te permite esa agilidad, simpatía y buen hacer que nos regalas tan generosamente. Se te vuelve depredadora cuando no sabes que contarnos un jueves por ejemplo :) pero tú la dominas a la perfección y contigo tiene que dejarse de puñeterías.

¡Menuda es mi niña!

Besosss

Luisa Arellano dijo...

Gracias, Jose, eres muy amable.

Me gusta que vengas.

Besazo.

Luisa Arellano dijo...

¡qué no, qué no, Marían! Que no consigo echarles el lazo como me gustaría... son esquivas las puñeteras jejeje.

Un beso, corazón.

Luisa Arellano dijo...

Manuel Ángel, hoy para compañarte he hecho unos versitos:

El corazón se entumece
si no gotean sus cuítas
con el versar -como citas-
y la musa no aparece.



Un beso grandote.

Luisa Arellano dijo...

María, pues que "te pille trabajando cuando llegue" jejeje

No deseperes.

Besote.

Antonio del Camino dijo...

Luisa, en cuanto puedas dar esquinazo a esa musa tan ansiosa, date un garbeo por "París". Hay algo para ti.

Un abrazo.

Luisa Arellano dijo...

El trabajo ante todo, Rosario, yo al menos soy de las que trabajan los poemas (con más o menos acierto) pero a la que las musas le dejan borradores... que después hay que trabajar para que luzcan todo lo explendorosos que sea posible.

Me gusta que estés.

Un besote.

Luisa Arellano dijo...

Fernando, tú que también te peleas con las musas de otras artes diferentes a la poesía, sabes de los sinsabores cuando no llegan y de las alegrías cuando nos toman.

Un beso y mis deseos de que te alcancen siempre.

Besos.

Luisa Arellano dijo...

jajajaja, Rosa, qué ocurrencias jajajaja tienes razón, lo prodríamos aplicar y mira,te cuento: mientras te contesto, suena en la calle a todo volumen música carnavalera y no dejan de sonar cohetes a lo lejos. Navalmoral es una ciudad carnavalera por excelencia, aquí las fiestas locales son el martes y el miércoles, con lo cual se hace puente del lunes y todo el mundo tiene casi una semana de jolgorio y diversión. Mi casa está llena de disfraces por todas partes preparados para que quien quiera salir a la calle pueda hacerlo "como es debido" :) te lo cuento porque lo que me dices es como disfrazar el poema y me ha gustado. Por momentos es bueno ser una cosa y disfrazarse para parecer otra... yo posiblemente esta noche sea un bebé con enorme chupete jajajajaja... o un ganster gordísimo... o un guerrero de la Edad Media... jajaja

Besos guapa!!

Luisa Arellano dijo...

¡Ay, Walter! cierto que ya regresé de mi viaje a SEvilla, y coerto también que se me está acumulando el trabajo en el blog... pero no se me olvida.
Veamos, os debo: 1º contaros que sucedió en Sevilla, 2º poner el torrente de premios que me ha caído, 3º contaros cositas del Carnaval de mi pueblo, que es fenomenal... ¡carnaval, carnavalllll, carnavalll, te quieeerooooo, lalalalalá, lalalalalá...lalalalalá, lalalalalá,carnavallll te quierooooo!!!!!!!!

Paciencia puesssss que estoy en ello jejejejeje.


Mil gracias, Walter.

Besazossss.

Luisa Arellano dijo...

¡Buéeee mi querida Ángeles,

si viene le encargaré encarecidamente que se presente por tu casa jejeje

Me alegra que te haya gustado, compi.

¿has estado por ahí por cuestiones poéticas? si es así, cuenta algo, andaaaa.....

Besazosssss

Luisa Arellano dijo...

Un millón de gracias, Antonio, voy ahora mismo para allá...:))

cristal00k dijo...

Y que te sigan visitando con el mismo tino y gracia Luisa. La inspiración es tu aliada sin duda alguna.
Besos Poeta.

Luisa Arellano dijo...

Gracias por tan buenos deseos, Cristal. Qué así sea :)

Un beso enorme.

Verónica Rodríguez Orellana dijo...

Es un poema como de entre casa cotidiano hasta puedo verlo y palparlo un besote

Poseidón dijo...

Luisa,
Que poemas mas lindo..
Lo lei varias veces para apreciar mas y mejor y me gusto mucho..

Una musa inspira y es para cuidar para dar tanta ilusion y completar al artista en su obra..

Con esa musa puedes elevar, sublimar y conseguir un altar en Navalmaoral..

Dejo asi..
Un beso cariñoso y respetuoso

ybris dijo...

Más que depredadora, invasora.
Deliciosamente inspiradora.
Bellísima siempre.

Besos.

Luisa Arellano dijo...

Es que, Verónica, a las musas hay que tratarlas de tú a tú para que no sean rebeldes y nos presten sus favores jejeje. Y luego ellas, ya ves, se presentan entre las labores cotidianas sin ningún reparo.

Un besote.

Luisa Arellano dijo...

Ybris, gracias por tu siempre amable y cariñosa visita. :)

Besossss

Luisa Arellano dijo...

Un beso enorme, Poseidón, para ese Faro chamado Amizade y sus componentes que sois geniales.

Abrazooooo!

Gloria dijo...

Luisa, todos tenemos una musa así que a pesar de todo nos deja hablar de vez en cuando. Aquí te dejo un poema que habla de lo mismo.

Me encanta cuándo veo que escribes.
Besos. a ver si nos llamamos.


No lo sé


Desde que yo pinté la fachada de casa
no sé por qué revuelan terribles mariposas
y en la cocina hay una alberca de agua
y en el baño una estancia para nadar los peces.

No sé por qué en la alcoba han nacido unas grietas
plenas de gris hollín y unas setas de obra
que me encubren el tiempo y en el tiempo se esconden.

No sé por qué el silencio ha invadido la casa
si tengo en el jardín, en medio de la asfixia,
un girasol herido y dos petunias de oro.

No sé por qué mi casa permanece callada

Luisa Arellano dijo...

Gloria, es genial tu poema ¡qué alegría poder disfrutarlo.

Éste mío como puedes ver es viejito ya, y lo saqué del fonde del baúl. No estoy en mi mejor momento, pero estoy contenta porque algún garbato he sido capaz de hacer... a ver si me repongo de una buena vez jejeje

Besotessss