16 febrero 2009

Triste final.



Acabo de volver de Sevilla adonde me fui pensando contaros a mi vuelta, lo primero de todo, el motivo alegre y festivo que me llevó este fin de semana hasta aquella preciosa ciudad de la que hace muchísimos años me enamoré.

Lamentablemente debo posponerlo, pues la primera noticia tiene que ser forzosamente otra ya que allí mismo me he enterado del terrible desenlace de la desaparición de Marta del Castillo.

Deseo fervientemente que la Ley, cumpla su cometido y se aplique totalmente a su asesino y cómplices.

Abogo por el total esclarecimiento de este abominable y sórdido suceso, y pido que esta muerte sirva de llamada de atención para evitar en todo lo posible que no se vuelva a repetir nada parecido.

Como madre que soy imagino el dolor inmenso de sus padres y les acompaño en él.

Aún no puede descansar en paz, Marta del Castillo, ojalá llegue pronto ese día.

21 comentarios:

Marian Raméntol Serratosa dijo...

Esperemos que así sea, Luisa... esperémoslo.

Un beso
Marian

Antonio del Camino dijo...

Luisa, coincido contigo en ese sentimiento de rabia e impotencia que expresas en tu comentario. Ojalá, como dices, que la Ley actúe con rigor sobre todos los culpables.

En cuanto al dolor de los padres, cualquiera que lo sea puede imaginar, al menos fugazmente, el trance por el que deben de estar pasando.

Desde tu bitácora vaya también mi solidaridad con ellos.

Un abrazo (hoy triste)

Poseidón dijo...

Luisa,
ser solidarios es poco y es mucho,
es todo lo que podemos hacer, solo espero tb que la justicia cumpla con su cometido lo antes posible.
Tb como padre siento y comprendo ese dolor.

Un abrazo tb triste.

Ángeles FERNANGÓMEZ dijo...

Luisa, qué bien que pongas esta entrada solidaria. Yo no he dejado de pensar en todo momento en sus padres. Qué final tan injusto el de la pobre chica. Me viene a la memoria un verso de un poema mío, desde que se supo esta noticia. Dice: "... como cuando te enredas en el sexo inconveniente...", eso es lo que le pasó a Marta.
Besos

estherpino dijo...

Triste y lamentable final. Me uno a tí en un abrazo muy fuerte a sus padres y en la espera de que la justicia
haga pagar este horrendo crimen al culpable y sus cómplices.
Un abrazo.

Abi E. dijo...

Suscribo todo lo que has escrito, desde el principio hasta el final.
Besos

MarianGardi dijo...

Tristisimo Luisa, triste suceso, y que sigue pasando.
Que horrror los que tenemos hijos y pensamos en la ruleta del destino.
Un fuerte abrazo hoy muy trite

M. Angel dijo...

Luisa, comparto contigo ese sentimiento de rabia y a la vez dolor.Deseando los culpables paguen por esa barbaridad cometida.

Saludos sinceros y tristes.

JUAN JES dijo...

Ayer en Ciudad Juárez y ahora en Sevilla.

Que así sea Luisa, que así sea.

¡No pasarán!

Verónica Rodríguez Orellana dijo...

Es una tragedia , pero lo que más me asusta ,es la edad de los asesinos y como leíamos en el post tuyo Luisa el anterior , el maltrato , el asesinato , el abandono , como moneda corriente .
Que modelo de hombre y de mujer se esta gestando ? un fuerte abrazo

Alejandra Menassa dijo...

Hola Luisa, lamentable noticia, es un caso más de los mucho de maltrato que vemos hacia las mujeres, quizás este nos impresiona especialmente porque ella era casi una niña.
Paso para decirte que me gustó mucho el poema que dejaste en Poetas de Hoy y que te sigo. Felicidades por tu premio.
Un saludo

Amizade dijo...

Parabéns!...

Tens um prémio no nosso blog.

Rosa dijo...

Yo me pongo (como madre) en el lugar... y se me ponen los pelos de punta.
Mi solidaridad desde aquí con los padres de Marta....

Un beso Luisa.

Antonio Castellón dijo...

Lo siento, Luisa, lo siento mucho. No estoy muy al tanto de las noticias, así que me entero del triste suceso por tí.
Por supuesto, que se esclarezca, que aparezca el culpable y que pague su monstruosidad, pero... una vez más el mal ya está hecho para siempre. Ese indeseable no tiene nada con qué pagar, porque la vida no tiene precio.
¿De qué sirve nada si gentuza asquerosa y asesina, exactamente igual a él, está ahora mismo paseando tranquilamente por cualquier calle?
Deberían llevar todos ellos una marca en la frente.

Un saludo, Luisa.

Walter Portilla dijo...

Querida Luisa. Seguí la noticia desde que alguien la colgara como post. La sorpresa ha sido grande con el desenlace. Muy doloroso lo que ha pasado, faltan palabras para definir todo lo que se siente, lo que deben sentir sus padres.
Tal vez no veamos pronto que se haga justicia, pero esta clase de atrocidades (todas, en realidad) siempre se pagan. De alguna forma el o los que lo cometen, terminan mal sus días. Lástima que una vida inocente se pierda de esa manera, Luisa.
Mi abrazo enorme Luisa.

Nancy dijo...

Hola Luisa.
Me uno a las manifestaciones de solidaridad. Vi el anuncio en varios posts españoles. Lamentablemente en el mundo hay seres que se empeñan en lastimar.
Un abrazo desde tu blog a los padres de la joven.

conxa dijo...

Es algo que suele de un modo que no se puede explicar, una niña asesinada, pero y ¿ el otro lado? un asesino con 20, un complice con 15....diosssss ¿en que punto estamos? no me cabe en la cabeza, no me cabe...

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, Luisa...

Ojalá que la justicia haga su parte, que nosotros como padres hagamos la nuestra y que Dios permita que Marta descanse en paz, para que su famila recupere la tarnquilidad.

Y que el Señor se apiade de los jóvenes homicidas.

Un abrazo.

Luisa Arellano dijo...

Gracias a tod@s por expresar vuestro apoyo y buenos deseos.

Las circunstancias por la corta edad de víctima y verdugos, y la sordidez que rodea a este lamentable asesinato, que me temo aumentará si aparece el cuerpo de Marta, dan para muchas reflexiones, pero por respeto a esa familia que sufre, prefiero no hacer referencia a nada.

Quizá pasado el tiempo se debería abordar y prestar atención a muchos puntos que bien asimilados pudieran evitar desgracias semejantes. Porque en este caso los poderes mediáticos han aireado el suceso, pero en el fango de lo cotidiano hay muchas Martas que corren parecidas suertes y que nos pasan desapercibidas.

Gracias a todos.

CaminanteDeNoche dijo...

Cuando me enteré del caso de esta niña, ya me dio mal fario...por lo general suele ser este el final, y la mayoría de las veces provocado por personas conocidas en muchos casos parecidos. No hay palabras suficientes para describir el dolor de los padres y la impotencia e indignación de enterarse quienes han sido...en muchas ocasiones nunca se averigua y tampoco se encuentra al desaparecido.

Otro caso más de muerte de mujeres a manos de hombres celosos, que como vemos, parece que la edad influye poco...algo va muy mal en esta sociedad.

Muchos besos

Luisa Arellano dijo...

Si, Caminante, algo no funciona como debiera para que casos como el que nos ocupa sucedan.

Un abrazo solidario, mi querida Matilde.