09 marzo 2009

MI SUEÑO.


Ha pasado volando
como un soplo ligero y transparente,
como pluma de ganso
que se pierde en el agua de la noche,
sin razones, sin causas, sin adioses siquiera
sin reproches... sin nada.
Como terrón de azúcar
se deshizo una tarde
y cayó entre mis dedos
agonizante.

Ya no me pertenece, no es de nadie,
es huérfano de padres y de hermanos.

Yo, para recordar, le bordé un epitafio,
lo enmarqué esta mañana y ahora pende
desmadejado y lívido
de los hilos del alma.


Luisa Arellano


Del Poemario "Campos y Cosechas"

37 comentarios:

MarianGardi dijo...

Luisa, fue un soplo y asi lo viviste.
Triste pero hermoso.
Un abrazo muy fuerte

Manolo Jiménez dijo...

Luisa tus poemas me recuerdan el olor de las jaras: profundo y siempre tocando lo más escondido.

¿Por qué será?

Abrazos.
Manolo

conxa dijo...

Breve, pero intenso no??

Besos preciosa.

Marian Raméntol Serratosa dijo...

Las tardes se nos mueren, Luisa, y el río borra sus muertes y sus nacimientos, todo es círculo.

Mil besos
Marian

Nancy dijo...

Nada como venir a encontrar un suspiro hecho poesía. Qué belleza leerte, Luisa
Feliz día

estherpino dijo...

¿Sueño, suspiro, poema? Sea lo que fuere apenas fue un leve roce, pero mereció la pena vivirlo ese breve instante y recordarlo, tal vez, eternamente.
Un abrazo.

Antonio Castellón dijo...

Sólo un pequeño apunte, amiga Luisa: me suena raro lo del epitafio; hacer un marco para recordar su paso, sí, pero epitafio... Los sueños no mueren.
Cualquier noche, o tarde, puede volver, o tú volver a él.
Lo que "pende desmadejado y lívido de los hilos del alma" no es el sueño, sino el reflejo que nos queda en la memoria, las cuatro notas sueltas del hermoso allegro o andante que escuchamos.
Intenta tirar de los hilos, y verás como vuelve.

Un abrazo.

Pd.- Gracias por la música de Vivaldi.

M. Angel dijo...

A PASADO VOLANDO.

y miré su vuelo
lo seguí un instante
Volaba hacia el cielo.

Luisa, tus poemas son flores de primavera.

Abrazo

MiLaGroS dijo...

Maravilloso como todo lo que escribes.
Como terrón de azúcar se deshizo una tarde poro te dejo el gusto amargo por eso pende desmadejado y lívido
a pe¡sar de que lo enmarcaras con un epitafio no lo olvidas.
Un beso grande y grande que acompaña la pena. milagros

JUAN JES dijo...

La muy soportable levedad del ser

Antonio del Camino dijo...

Una vez más, tu verso nos acerca a la importancia de lo cotidiano, aunque esto venga de la mano del sueño. Exprimes el instante volviéndolo del revés, dotándolo de belleza y desvelándonoslo a los que, a su lado, mirándolo, no lo hemos visto. "Aquí está. Éste es", dices. Y las palabras son revelación y maravilla.

Y yo, por ello, vuelvo a darte las gracias.

Luisa Arellano dijo...

A medida que avanzan los años, cuando volvemos la cabeza, hay muchas cosas que se nos quedaron en soplos ligeros, pero lo importante es que aunque sin culminar estuvieron ahí, Marian.

Como bien dices aludiendo al poema, es triste pero hermoso... los sueños que se quedaron descolgados también.

Te envío mucho cariño.

Luisa Arellano dijo...

Ummmm el olor intenso de las jaras... mi buen Manolo ¡qué delicia!

Algúno de tus sueños no cumplidos está a rebosar de añoranza de jaras, regatos que atraviesan prados, encinas (seguro que hay encinas:)poleos, hierbabuenas y atardeceres imposibles... seguro que si.

Un beso cargado con los aromas que añoras.

Luisa Arellano dijo...

Conxa, tú que estás en la cuenta atrás para tu cumple, también tendrás alguno que se va quedando "huerfano".

Déjalo atrás, pero con muchísimo cariño.

Besitos, cumpleañera.

Luisa Arellano dijo...

Si, Marian, todo es un círculo en el que estamos inmersos y en el que obligados por las circunstancias vamos dejando algún hilito suelto. Lo importante es no sufrir y hacerlo siempre con cariño.

Besotes, lady marian.

Luisa Arellano dijo...

Me has pintado una sonrisa, Nancy, porque así lo veo, como un suspiro que mereció la pena cargar durante un tiempo aunque al final haya que desistir.

Besos, bordadora de historias.

Manuel dijo...

Y sólo nos queda el recuerdo...

JUAN JES dijo...

Luisa querida, hubo otra petición además de la tuya, ya resolví la fórmula del polvo, cuando puedas pásate por los comentarios de acto amoroso, abrazos

Georgia dijo...

calido, al leerlo siento una suave brisa que roza mi mejilla

un gran abrazo Luisa

Poseidón dijo...

Luisa, me invade y me envuelve unas "SAUDADES"
Un abrazo

Verónica Rodríguez Orellana dijo...

Lo que pudo ser tan solo dura un instánte , es precioso me encantó un abrazo

Luisa Arellano dijo...

Los sueños cuando sor fuertes y poderosos, mi querida Esther, aunque al final no se cumplan, siempre hay que guardarlos con mucho amor.

Un abrazo muy fuerte.

Luisa Arellano dijo...

¡Ay, Antonio! si que hay sueños que mueren y ya no se podrán cumplir nunca. Te lo dice una recuperadora de sueños abandonados jejeje.

Hay momentos en los que es mejor aparcarlos, hacerles el duelo pertinente y guardarlos en lo más profundo del corazón. Así no nos harán daño ni nos sentiremos frustrados por no haberlo alcanzado. En ocasiones es mejor aligerar la carga y saber conformarnos y ser felices sin esos deseos que una vez fueron nuestras metas y nuestras ilusiones.

Así, se convierten en buenos recuerdos de aquella etapa en la que aún había plazo para hacer...

Gracias por dejarme tu sabia opinión que valoro muchísimo.

Me alegra que te guste Vivalvi :)

Beso

Luisa Arellano dijo...

M. Ángel, qué cosas más bonitas me dices "flores de primavera".

Asiassssssssssss :)

Luisa Arellano dijo...

La pena de lo no realizado, pero la satisfacción de haber vivido el sueño y de ser capaz de aparcarlo con sensatez.

Ele esos piropos!!!! jejejeje

Besote

Luisa Arellano dijo...

Tienes toda la razón, Juan Jes, es una forma de hacer soportable lo que de otro modo sería insoportable. :)

Ese ojo tuyo. no falla una.

Beso.

Luisa Arellano dijo...

Otro intento de ir más allá sin pasar apenas del umbral de las palabras. :)

Sigo la lucha por conseguirlo, que para eso mis maestros me habéis enseñado muy, pero que muy bien.

Antonio, un abrazo con los besos correspondientes.

Rosario Alonso dijo...

El sueño que muere. Precioso poema y escrito con tu buen hacer. te felcito

Un beso

Luisa Arellano dijo...

Juan, ya lo revisé y como te he dicho, cambié mi opinión sobre lo que te dije en un principio. Después de lo que explicaste, lo veo factible.

Un abrazo.

Luisa Arellano dijo...

Me alegra esa brisa que te llega, Georgia.

Debes estar también muy ocupada... esperemos tiempos mejores.

Un besazo

Luisa Arellano dijo...

Ummm deja que nos envuelvan esas saudades... :)

Un abrazo con beso.

Luisa Arellano dijo...

Lo que pudo ser y se desvanece, Verónica.

Un besito, preciosa.

Luisa Arellano dijo...

Rosa, esperemos que no se nos mueran más de la cuenta jejejeje

Besosssss

Luisa Arellano dijo...

Lo siento, Manuel, me fuí a comentarte en tu blog y no sé qué pasó con el saludo que te dejé aquí :)

Se bienvenido.

Un abrazo

Alicia María Abatilli dijo...

Ese sueño imperceptible que está aunque no queremos hacerlo tan presente.
¡Qué bien escribes, Luisa!
Me gusta todo lo que leo en tu blog porque en cada post tuyo pudo conocerte más.
Un abrazo.
Alicia

cristal00k dijo...

Ay! amiga mía... ¡tantas cosas penden de los hilos del alma...
Te lo digo a menudo, pero no me canso. Eres genial!!

FRANCISCO PINZÓN BEDOYA dijo...

Ese soplo ya no te pertenece
pero está en ti y te crea
y te da forma y sabor

Te felicito por tus libros y tus poemas

Gracias por pasarte por mi humilde morada

Desde Medellín, otro abrazo