12 marzo 2009

MUJER


OFRENDA de la pintora mexicana Elisabeth Hentschel, en el Blog: http://letraskiltras.ning.com/profiles/blogs/ofrenda-1



Colores en manojos
como espigas a veces,
otras,
amapolas fugaces en la siembra
de los verdes livianos y tardes de tormenta
que se tornan naranjas sosegados
en la quietud del día y de la espera.

Quietud en la mirada de quien tiene
pasados de aguijones y sospecha
un lento devenir de las bondades,

una quimera acaso
plagada de esperanza por bruñir las esquirlas
de sajaduras zafias,

una ilusión
un sueño, de los que nunca mueren,
una fuente de luz
mujer
para tu nombre.


Luisa Arellano


Gracias a Antonio Castellón que propició que yo conociese esta pintura y gracias a Elisabeth Hentschel, la pintora, por permitirme poner letra a su arte. Para mí ha sido un honor.

47 comentarios:

Antonio del Camino dijo...

Luisa, hermoso y sosegado poema, en el que el juego dominante de heptasílabos, endecasílabos y algún alejandrino, junto a versos de menor medida, posibilita una lectura cadenciosa y sosegada, acorde con el contenido que lo sostiene y que tan bien encaja con la pintura inspiradora. Quizá, por poner un "pero" (y es una opinión muy muy particular), esa cadencia que resalto se me escape un poco (sólo un poco) en, digamos, la segunda estrofa, en la que veo, por el efecto rítmico de las palabras, tres endecasílabos:

"Quietud en la mirada de quien tiene
pasados de aguijones y sospecha
un lento devenir de las bondades."

Por lo demás, una vez más, "chapeau". Enhorabuena.

Un abrazo.

marisa dijo...

Bravo luisa, una perfecta simbiosis de imagen y palabra. Maravilloso texto, maravillosa poeta. besos

Luisa Arellano dijo...

Quietud en la mirada
de quien tiene pasados de aguijones
y sospecha un lento devenir de las bondades,


Ya he cambiado la estrofa según tu acertada sugerencia, Antonio.
Dejo aquí la que yo tenía antes por si alguien desea comprobar la diferencia y ver como la misma expresión, en versos bien medidos, mejora no sólo la estrofa, si no todo el conjunto.

Gracias por tu ayuda (ahora que voy con la lengua fuera jejeje)
No decarto algún retoque más ya que está sin pulir aún, hecho a vuela pluma y dejado aquí a la intemperie pero, a la vista está, en manos sabias como las tuyas.

Un millón de gracias, mi querido amigo.

Abrazos.

Marian Raméntol Serratosa dijo...

Una fuente de luz sin duda, el poema se eleva como un faro.

Mil besos
Marian

Alicia María Abatilli dijo...

Qué buena poesía, Luisa.
Qué buena pintura también.
Conjugas ambas de manera maravillosa.
Abrazo.
Alicia

Manolo Jiménez dijo...

Precioso, sin más.

Abrazos.
Manolo

Antonio Castellón dijo...

Grata sorpresa me has dado, Luisa, muy grata. Lo descubro esta mañana de sol y aire, y se me ha llenado el cuarto de olor a encinas y a campo abierto.
No recuerdo bien cómo huelen las encinas, ni siquiera si tienen un olor peculiar, pero sí me acuerdo mucho del campo con encinas por el que paseaba hace años, y a esa presencia quiero referirme.
Gracias, amiga, por este aire.

Si seguimos así, veo a Liz cogiendo el avión y viniendo a España para darnos un abrazo.

Yo aquí te dejo el mío.

conxa dijo...

Bellas palabras Luisa, como siempre.

Besos.

M. Angel dijo...

UNA ILUSIÓN, UN SUEÑO
Una locura falso intento
Ir tras una mariposa
con tanto empeño,
Cuando esta se posa
en una rosa.

Placer entrar a tus poesías.

Saludos.

media luna dijo...

Luisa: Yo descubrí tu nombre hace tiempo y te tenía enter "mis pendientes". Te leía en el blog de Marisa, mi admirada poetisa, y veo que no es la única. La poesía es la madre de todo, y yo...yo soy sólo la hija que aspira. Acabo de leer tu poema inspirado en el cuadro de Elisabeth Hentschel, y he tenido la sensación de tener mucho más en común contigo que "el polvo" de Juan Jes, que por cierto ha sido otro descubrimiento para mi. Como Antonio, como Elisabeth. Como tú. Este poema cala hondo. Dicen que las palabras se las lleva el viento, pero a mi se me quedan grabadas a fuego.
Te seguiré.
Un placer.

Laura Gómez Recas dijo...

Un poema maravilloso que retrata el alma de la mujer del cuadro. Es genial la simbiosis de la pintura con la escritura y viceversa.
Felicidades, Luisa.
Laura

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, Luisa...

tal parece que tú fueras la autora de la pintura, ya que con tu poema has descrito perfectamente todo lo que transmite el cuadro.

Perfecta combinación de pintura y poesía, que nos deja el alma entre suspiros.

Un abrazo.

Svor dijo...

un bautizo lleno de color.

Nancy dijo...

Y gracias a ti Luisa, por permitirnos disfrutar de pintura y versos como remanzo en medio de un día duro... muy duro quizás
Apapachos

ybris dijo...

Bellos versos para una bella pintura.
"Una fuente de luz
mujer
para tu nombre"

Besos.

Francisco José Segovia Ramos dijo...

Cuanto más leo tus poemas, más me gustan.

Sigue por ahí, que vas bien.

Un beso.

Gárgola dijo...

Luisa, el poema me parece magnífico, fluido, rítmico, fácil de leer. Me quedo maravillada con el trabajo cuidadoso de orfebrería, que hay detrás de las palabras.
Me ha gustado el comentario respetuoso y afectivo de Antonio del Camino que nos brinda con la posibilidad de que, a personas como yo autodidactas que nunca hemos tenido la oportunidad de aprender las reglas de la escritura poética, además de disfrutar, podamos ilustrarnos un poco sobre el complicado menester de escribir poemas. Ojalá, algún día yo lo consiga.

besos de gratitud a ti y a Antonio del Camino.
PD. Ya no mimetizo en el paisaje, sino con el paisaje, gracias ;)

JUAN JES dijo...

Es un placer mirarlas trabajar y mirar su trabajo.

FRANCISCO PINZÓN BEDOYA dijo...

Hola: Tienes un lenguaje docto, felicitaciones por poder juntar tu arte con el del lienzo

Un saludo desde Medellín

cristal00k dijo...

Aunque ya habia descubierto a la pintora y leido tus versos en el Cuaderno Nocturno del amigo Antonio, reitero de nuevo mi admiración por tí y tu arte.
Anduve leyendo y comentando lo, muy a mi pesar, atrasado.
Un beso grande Luisa.

manolotel dijo...

Un cuadro lleno de fuerza como el poema con que lo acompañas. Lo próximo un cuadro tuyo y unos poemas nuestros :-)

No soy mucho de frases pero pienso (y esto creo que viene de algo que he leido en tu blog) que lo importante de los proyectos, como de los viajes, como de los sueños es estar en ellos. Tener cosas pendientes es dar significado al tiempo. No importa que se consiga o no.

Un beso fuerte.

Lely Vehuel dijo...

Hola Luisa, que quieres que te diga, como siempre lo que escribes es hermoso y elevado me gusta mucho,volvere a pasar, un abrazo afectuoso.

Luisa Arellano dijo...

Marisita, corazón, si como a mí tus versos, te sirve de satisfacción y ayuda para "masticar" mejor este dulce llamado poesía, pues genial.

Un beso.

Luisa Arellano dijo...

Sea un faro con esos destellos que tanto necesitamos las mujeres en particular y los seres humanos en general.

Beso grande para ti en estos días duros que estás pasando, y todo mi cariño.

Luisa Arellano dijo...

Alicia, esos elogios, viniendo de alguien como tú que conjuga a la perfección la imagen y las palabras, me saben mucho más sabrosos.

Un beso.

Luisa Arellano dijo...

Gracias por tu gentileza y amabilidad, paisano.

Besos extremeños.

Luisa Arellano dijo...

Mi querido Antonio, lo mágico es cuando se produce esa afinidad con la compartimos el gozo y disfrute de las cosas que nos gustan. Esa chispa que nos hace ser parte de los sentimientos de los demás y que siempre aligera la carga diaria. Ese tener la certeza de que en alguna parte hay alguien con quien te comunicas, de verdad.

Me has hecho el mejor halago posible dejando que tu cuarto se llene de ese olor a encinas, que dices no recordar bien si tienen un olor peculiar. El olor de la encina se difumina con el entorno, con la dehesa, con los olivares como enormes bodoques, con labrantíos de secano donde son puntos de referencia y encuentro. Huele a columpios, a risas. La encina huele a pasado, a presente, a futuro. Huele a nidos, a lagartijas, a hormigas, a saltamontes, a rastrojos, a hierba fresca y a pastos. Huele a ovejas, a vacas, a cerdos (los de la pata negra) a libertad… a vida, en una palabra.

Si quieres sentirlo y tienes un ratito, yo estaría encantada de llevarte a que de nuevo sientas ese olor maravilloso. Y el ofrecimiento lo hago extensivo a todo el que quiera sentir en la cara ese aire que no tiene precio y que debemos disfrutar y conservar para nuestros hijos y los hijos de nuestros hijos…

¿Ves? Es que soy más de campo que las amapolas, me dicen “encina” “higuera”… y me disparo como una metralleta jejeje

Liz, debe preparar ese viaje y venirse también para que sus pinceles destilen después la belleza de la que hablo :)

Gracias a ti, por ese cuaderno nocturno que es parada y fonda.

Javier dijo...

está bueno el blog, y más todavía las poesías que se leen en él
Abrazo

Rocío dijo...

Estupendas letras Luisa, te dejo mi cordial saludo.

Rocío

Luisa Arellano dijo...

Conxaaaaaaaaa!! habrá que gritarte para que puedas oirme con el estruendo de las fallassssss!!!

Pásalo bien!!!

Luisa Arellano dijo...

El placer es mío por tenerte siempre aquí, M. Ángel.

Un beso muy grande.

Luisa Arellano dijo...

Media Luna,. es un placer tenerte aquí. Toma asiento y ven siempre que quieras, estás en tu casa.

Besote de bienvenida.

Luisa Arellano dijo...

Gracias por tu gentileza, Laura.

Me alegra que te haya gustado.

Un beso.

Georgia dijo...

Hiciste un hermoso retrato de ese retrato...en cada letra se siente la pincelada, se percibe el color...cobra vida la mujer

hermoso Luisa...siempre hermoso cada poema

un abrazote guapa

Luisa Arellano dijo...

Gracias, Rafael, por sus palabras que me animan a seguir trabajando y esforzándome en este difício camino.

Un besazo.

Luisa Arellano dijo...

jejeje, Svor, cómo me gusta tu forma de ver las cosas. :)

Besossss

Luisa Arellano dijo...

Nancy, espero que tus días se hayan sosegado.

Un beso para animarlos.

Luisa Arellano dijo...

Ybris, no sé qué haría sin vosotros.

Por estar aquí y sobre todo por lo que cada uno me aportáis desde vuestro buen hacer.

Un montón de besos.

Luisa Arellano dijo...

Paco, como le acabo de decir a Ybris, vosotros me enriquecéis, luego no todo el mérito es mío.

Un beso enorme.

Luisa Arellano dijo...

Gárgola, cariño, Antonio y yo coincidimos hace ya muchiiiiiisimos años jejejeje en un foro y los comentarios allí no se limitaban a echarnos flores. Eran como has visto aquí, con lo cual se aprende muchísimo. Debo a este hombre, a Manolotel, a Alonso de Molina y a algunos más haberme atrevido a hacer mi primer soneto y luego ellos me enseñaron. Ni que decir tiene que si sabes hacer un soneto de ley, los libres llevan mucho terreno adelantado... luego les debo todo... bueno para que no me llamen "polota" diré que yo puse mucha dedicación jejeje.

Tuve mucha suerte con ellos, eso es verdad.

Un beso muy grande.

Luisa Arellano dijo...

Juan Jes, eres un sol.

Luisa Arellano dijo...

Hola Francisco, bienvenido a esta casita que espero te resulte acogedora.

Aquí siempre tienen las puertas abiertas tod@s los de corazón generoso.

Un abrazo

Luisa Arellano dijo...

¡¿Ya de vuelta, Cristal?! tranquila con las respuestas y lecturas, como ves yo tampoco puedo atender al cien por cien como me gustaría, y aquí me tienes intentando llegar a todos para como poquito dejaros un beso y un abrazo enormes por vuestro ánimo y cariño impagables.

¡¡Mujeres atareadas, qué somos!! ;)

Luisa Arellano dijo...

Mi buen Manolotel, tienes razón, tener cosas pendientes es tener algo por lo que seguir luchando cada día, es la escusa para levantarnos cuando nos muerden doña desgana y don desánimo y nuestra cabeza se niega a salir de debajo de la almohada. :)

A ver si un día puedo poner mi cuadro de Hervás... aunque esté sin terminar...

Besos, muchos y enormes.

Luisa Arellano dijo...

Cuando lo desees Lely. Es un placer recibirte.

Abrazo fuerte.

Luisa Arellano dijo...

Me alegra que estés, Rocío. Gracias por tus palabras.

Un beso.

LIRIO dijo...

Querida Luisa:
Disculpa mi tardanza en escribirte por aqui, pero es que lo intenté hace días y no me aceptaba el comentario...
(Ojalá ya se haya arreglado ese asunto, ahora probaré de nuevo).

Te felicito por tu sensibilidad y tu buen decir. Y gracias por echar mano de mi cuadro para ilustrar tan bella poesía.
Besos desde México hasta ese encinal, que no dudo será magnífico.