11 julio 2009

RAZONES MISERABLES



Me mancha la estulticia de locos
que remojan en sangre las razones
y las dejan secar
para exhibirlas
como las banderolas de un ferial inocente

cortan sus escalpelos
las palabras en millones de trozos
que reunidos
justifican el odio que mastican
y los logros
por ser civilizados

pintan de sepia el cuadro,
y lo enmarca un victimismo rancio
disfrazado de acasos y posibles

luego duermen la siesta
bajo el techo de un padre omnipotente
de oscuras intenciones
que al oído
les susurra consignas.

Nada pueden hacer los inocentes
si se presenta Herodes.


Luisa Arellano

21 comentarios:

amor y libertad dijo...

el corazón es un lazo

Antonio Castellón dijo...

No sé, amiga Luisa, a qué caso concreto te refieres con tu poema, pero siento el fondo.
Ese fondo me suena mucho.

Pero a pesar de mil razones, no dejes que "la estulticia de los locos" te manche. Ni siquiera que te salpique de lejos.
Tú eres tú, tu conciencia es tuya. No tienes por qué llevar una mancha en tu vestido por culpa de nadie.
Los "humanos" somos de muchas clases distintas, y muchos cometen locuras de toda índole. Pero lo importante, lo que en verdad vale es que nosotros no lo hagamos así. Que no entre en nuestro corazón la locura ni el odio, y que lo "ajeno" no consiga nunca mancharnos.
Y ante Herodes... ¿qué se puede hacer? ¿Intentar huir?

Un abrazo.

Alatriste dijo...

¡Hola!, no nos conocemos, pero estoy visitando a todos los participantes en el Primer Encuentro Poesía en la Red, ya que yo también asisitiré. Como aprendiz de poeta que soy, disfruté mucho con tus versos y me gustó tu blog. Así que te doy la enhorabuena. Espero tener la oportunidad de conocerte en Madrid. Un beso fuerte y feliz fin de semana. Hasta pronto.

Luisa Arellano dijo...

Pues si, Santiago, es un lazo enorme que nos atrapa y nos acerca. Esa es una de sus virtudes. :)

Mil gracias por compartir.

Luisa Arellano dijo...

Mi querido Antonio, no hay ahora ningún caso concreto, como lo hubo en el de la persona que perdió su brazo.

Estos Herodes están ahí y abundan tanto que no hay que rebuscar lejos para descubrirlos.

Quisiera que mi conciencia estuviese tranquila, pero algo en el fondo me acusa, algo que me hiere porque no soy capaz de evitar el sufrimiento de tanta gente, porque no consigo que entendamos que todos somos seres humanos, ni que existe el deber de respetar a los demás y porque cada vez me encuentro más perdida en este mundo absurdo de intereses desproporcionados y de manipulaciones maniqueas...

Pero no pierdo la fe en el ser humano... por muy diferentes que seamos... siempre hay manos tendidas que se hacen fuertes cuando los Herodes se presentan.

Un beso grandote.

Luisa Arellano dijo...

Bienvenido, Alatriste, yo también espero que podamos conocernos en Madrid :)

Me gusta lo romántico que eres y la fuerza que irradias.

Un beso.

Antón Abad dijo...

Me he dado un buen paseo por su blog; he disfrutado de la contundencia de sus poemas y compartido homenajes. Me doy cuenta de que hacía mucho que no la visitaba y que hay placeres que son redescubrimientos.
¡Sí que hay caracoles por aquí!, clique sobre la foto y los verá.

Tétis dijo...

Luisa

Fantastico tu poema. Me encantó,

Quiero felicitarte y agracerte por colocares aqui el vídeo "Home". Una forma muy simpatica de compartir las preocupaciones con nuestro planeta. Gracias

Besitos

Marian Raméntol Serratosa dijo...

Tantos Herodes han habido en la historia que temblar es el único reducto que nos queda...

Abrazotes
Marian

cristal00k dijo...

Nunca un alma pura ni un espíritu libre, como el que late en este espacio, se verá alcanzado por la estulticia y la maldad que late en este mísero mundo.

Cada vez somos más los que intentamos huir del veneno y la locura de la iniquidad.

Maravillosos versos amiga y gracias por pintarme una sonrisa con tu lápiz.

Un montón de besos.

Jaht dijo...

Rezuma triste realismo tu poema, sólo suavizado por la música de las palabras niñas que han conseguido huir del escalpelo de Herodes.

Las palabras y la música indómitos signos de libertad.

Terly dijo...

Al leer tu maravilloso poema, en un principio pensé en los terroristas (de todo tipo) pero creo que su música es tan amplia y fuerte que se puede escuchar por todos los rincones del planeta.
Un beso, paisana.

LA PALABRA INVISIBLE dijo...

Hola Luisa, muy bueno tu poema.
Me alegro que te gustara CasaDeFoto, son un placer tus visitas como siempre.
Un abrazo

MiLaGroS dijo...

Como siempre mi Luisa es maravillosa escribiendo.
Te dmiro mucho. Un beso milagros

Sílice dijo...

Qué cierto ese final, Luisa. Un abrazo y aunque no te diga habitualmente nada siempre te sigo.

Hasta pronto,

Inma/Síl

Flavia Serena dijo...

Hola, Gaviota, es un placer pasar siempre por tu blog, ahora es que te escribo desde acá. Excelentes poemas, este último me dejó algo pensativa.

Abrazos.

Marisela.

Alicia María Abatilli dijo...

Herodes y los inocentes de siempre,los mismos, los que sufren. Las justificaciones necias. Los que nada les importa, excepto el poder.
Lástima que elijan el sepia para pintar sus cuadros, ensucian mi arte.
Excelente, Luisa.
TE dejo un abrazo.
Alicia.

Poseidón dijo...

Querida AMIGA LUISA,

escribes con verdades, tus poemas dicen mucho, dicen casi todo..

Cada vez que te leo me quedo contento por ver cosas tan importantes en tus textos y sobre todo por ver todo el valor y la sensatez que tienes.

Ojala hubiera muchas personas como tu para hacer que este mundo no fuese asi de injusto..

Hoy justamente tengo un post sobre eso justamente de lo que paso en FRANCIA EN 1789 "La revolución, la prise de la bastille.."

"Les sasn culottes" y la gente que vivia muy mal en aquel entonces lucho por mas justicia, libertad y igualdad...

Lucharon porque unos tenian tantos y la mayoria casi nada...

Sera que necesitamos TB ESO OTRA VEZ?

Amiga tu poesía es buenisima, TE FELICITO.

BESOS PAISANA

Laura Gómez Recas dijo...

Hay una rabia insertada entre los versos que es la rabia de la rebeldía. ¿Es inútil la resistencia? Si no la hubiera, si perdiéramos la esperanza y la inocencia... el mundo estaría dominado por ellos, los que mastican su odio y lo llenan de razones.

Un abrazo,
Laura

Nancy dijo...

Tu voz aquí es impecable e implacable. A pesar de que señala algunos vergonzosos actos de humanos, no deja de ser un poema bello en sí mismo.

Carlos Serra Ramos dijo...

Pues yo, cada día estoy más convencido que nos pueden. ¿Os cuento casos? vergonzosos casos que sumo en las mañanas al abrir cualquier periódico.

Pero no cejémos Luisa, tú lo sangras con la voz de la poesía, aunque sólo te leamos los poetas y los de los pies descalzos.

Un fuerte abrazo

Carlos