15 julio 2009

SUSURROS





Para descansar un poco de tanta reivindicación, os dejo este soneto sensual y... susurrante.

Gracias a todos.



SUSURROS

Si del sueño que sueñas te despiertas
y en brava furia y ansia se transforma
por mi cuerpo y mi alma, serán ciertas
las sombras sibilinas de mi forma.

Si un segundo me piensas sólo tuya
y es fe viva lo suave de mi boca,
si la mente despierta con la bulla
de siseos que el sueño te provoca,

despierta tus sentidos y los míos,
cabálgame desnuda en el espacio
y navega sin rumbo, consentido

en mis huecos y vanos que son ríos
de mil brazos. Bucéame despacio.
Despierta de este sueño compartido.



L. Arellano

14 comentarios:

Laura Gómez Recas dijo...

Me encantan los sonetos, Luisa. Es hermoso éste que nos regalas. Y valiente en el segundo terceto.

Un besazo,
Laura

conxa dijo...

buenoooo si al final conseguiras que me guste y todo jejejje

Buceame despacio..

bonito, en serio, muy bonito.

Antonio Castellón dijo...

Hola, amiga Luisa.
No entiendo nada de poesía (ya lo he dicho casi mil veces), pero sí de sentimientos y sensaciones, y... bueno, este poema tuyo me ha puesto ardiente, jejeje.
Transmites muy bien ese momento.
Gracias, Luisa, por tan sentidos versos.
Un abrazo.

Antón Abad dijo...

Cuando se está ante un talento como el suyo, da igual si despotrica o acaricia; uno se queda admirado por la contundencia con que es capaz de hacer ambas cosas. Un verdadero lujo, créame. Gracias por compartir con nosotros sus frutos; sean dulces o amargos, siempre nos nutren.

Abi E. dijo...

Muy bien descrito eso de "cabalgame desnuda en el espacio" ...

De una forma sutil y elegante.

Besos, Luisa

Gárgola dijo...

¡Qué imagen más bonita Luisa!: 'las sombras sibilinas de mi forma'.

Para leerlo a media voz, entre el buceo y el sueño compartido ;).

Un bello soneto!!!

besos

Argos dijo...

Gostei!
Quanto sentimento sussurrado!

Abraço

ybris dijo...

Las reivindicaciones nunca ceden ante la belleza del poema. Más bien se confirman al tiempo que se subliman.
Hay sueños que la realidad hace ciertos en la imaginación.
Son como susurros que nos mecen en sensaciones consentidas.
Son como buceos lentos de sueños compartidos.
Sugerente paso por el borde que va del sueño a la realidad.
Precioso soneto.

Besos.

Poeta Carlos Gargallo dijo...

Hola Luisa, por aquí ando recorriendo tu bello blog, felicidades por los poemas, me encantan, un abrazo.

Poseidón dijo...

Hola LUISA,

Tampoco entiendo de poesía , pero sí de sentimientos, emociones, sensaciones y intuiciones.

Tu poema es una vez mas buenisimo como siempre..

(Sombras sibilinas de ese sueño lo entiendo)..
porque soñar es poder llegar donde no alcanza la vida real..

Cuando dices esto que sigue me hace pensar a una cancion de Roberto Carlos ( cavalgada)

"si la mente despierta con la bulla
de siseos que el sueño te provoca,

despierta tus sentidos y los míos,
cabálgame desnuda en el espacio
y navega sin rumbo, consentido"

Que fuerte amiga, como sabes dar poder a la palabra!

Lo lei, lo senti y me gusto.

Besos con mucho cariño para mi paisana.

Jaht dijo...

¡Claro que sí!, el descanso de la guerrera. Esto también es una reivindicación del cuerpo a cuerpo, de la dulce guerra.

Nancy dijo...

Querida Luisa
Vi que habías reaparecido en mi blog... ahora soy yo quien está lejos de la tecnología. Pero aproveché este momentito para venir a leerte. Me llevo robadito tu soneto, es hermoso.
Apapachos, mil

Carlos Serra Ramos dijo...

Pues seré uno más en el halago porque el soneto bien lo merece, por su construcción, su ritmo, acentuación, métro y absolutamente todo en cuanto a las reglas exigidas a los catorce.

Pero, además, ¡Dios! que placer concentrarme en su texto. En que forma y elegancia vas describiendo la pasión en el acto de amor por dos seres que se aman, y que envidia al donjuan afortunado que te escuche.

Mmmmm... Expresado así poco cuesta imaginar, y hasta vivir, la escena.
UN DIEZ Y MI BESO, Lui.

Carlos

Emilio dijo...

Me gustan los sonetos, y este tuyo es realmente bueno.

Saludos.
emilio