19 agosto 2009

DESÓRDENES




Una pátina,
ceniza de reloj desajustado,
ha cubierto los muebles
de Esperanza.

Se abonan los recuerdos
-gigantes de ficción
hambrientos de existencia
que mastican
las yemas de los segundos tallo-

la muerte se aposenta, poco a poco,
con regueros de baba borda rictus de fuga
y anida en los aleros
que fueron sombra fresca

después no queda nada,
ni su nombre.



Luisa Arellano

35 comentarios:

Juanra López dijo...

no queda Nada...
móleculas de antimateria.
excelente y profundo Querida Luisa.

un movimiento de cadencia absoluta en este Universo.
besos volado.

Antonio Castellón dijo...

Dramático me suena tu poema, amiga Luisa.
¿Es tan así? Esa pátina de ceniza ¿no se puede limpiar con el plumero de las sonrisas, de los buenos sentimientos?
Poema redondo, como es siempre tu estilo, pero me niego a su dictado.
A la muerte se la espanta con alegrías, con bailes, con besos. Volverá, claro, pero la volveremos a espantar con lo mismo.

Un abrazo.

conxa dijo...

no queda nada

que verdad más triste.

Abi E. dijo...

Por aquí decimos que queda el recuerdo que ademas suele ser bueno, porque olvidamos lo malo.

Besos Luisa

María Socorro Luis dijo...

...y la muerte siempre al acecho, en su nido de aleros...

Qué buen poema, Luisa.

Abrazo. Soco

Luisa Arellano dijo...

Buscamos y buscamos, somos, pero en definitiva terminamos siendo, nada.

Besos

Luisa Arellano dijo...

Mi buen Antonio, siempre yendo más allá, rebuscando en los recovecos para encontrar la esperanza y la luz.

Verás, confieso que esta vez os he hecho un poquito de trampa. El poema nació sobre un hecho determinado, luego cuando lo trabajé, sentí la necesidad de que fuese ambivalente, o de dejar abiertas puertas al lector para que no hubiese sólo un camino.

Lo entenderás, rápido. Esta Esperanza mía de hoy, nació con nombre propio y con un apellido terrible: "Alzheimer"

Es verdad que hay plumeros que limpian de una pasada pátinas de ceniza, pero esa, la de los relojes desajustados, por desgracia aún no se ha descubierto el plumero que la elimine.

Mi beso y mil gracias por ese punto de ánimo que siempre me aportas.

Jaht dijo...

Si no nos queda más remedio, y si podemos elegir, que la muerte sea dulce y se introduzca en nuestras venas con ritmo de bossa y de poesía.

marisa dijo...

después no queda nada, ni su nombre...ay Luisa.Un enorme abrazo

Poseidón dijo...

Querida amiga y paisana,
te dejo ese escrito en francés de PAUL CLAUDEL :

Désordre et ordre

"L'ordre est le plaisir de la raison : mais le désordre est le délice de l'imagination."

Claudel (Paul), Le Soulier de satin, Avertissement (Gallimard).

TIienes razon Amiga , buscamos y buscamos, al final no quedara nada..., pero mientras vale la pena para disfrutar y hallar.

besos

Aseret dijo...

Precioso Luisa, el olvido es la mejor medicina para seguir sanando.
Besotes guapa, me gustó mucho el poema.

:)

MarianGardi dijo...

Retomar la Esperanza no es una ilusiòn es un deber y lo vamos a conseguir.
Un besazo de esperanza mi poeta

M. Angel dijo...

NO QUEDA NADA.

Nada muere ni se acaba
Si algo cambia es el camino
buscando nuevo destino
Cada amanecer el alba

Luisa Arellano, placer leerte

Abrazo

Gárgola dijo...

¿Dónde va la remembranza cuando creemos que sólo queda el olvido?
Tiendo a pensar que lo vivido, aunque se transforme en polvo de estrellas ya no se borra, por más que desvanezcamos.

un bello y reflexivo poema amiga Luisa.

besos

Walter Portilla dijo...

Cierto que leerlo desajusta, como al reloj, uqerida Luisa, pero simpre existe la esperanza, esa misma esperanza que ha cubierto los muebles y aun cuando los limpies, tendrás en el plumero como alimentar olvidos.
Medio perdido sigo querida Luisa, vago, y tal vez me pierda más con el trajín de mis días, estaré viniendo a dejarte algunas veces un puñado de sonrisas.
Y besos, y besos!

ybris dijo...

Como una pátina el tiempo va dejando estelas de muerte sobre las cosas.
Después nada queda.
Antes, quizás, las ganas de aferrarse a lo que pasa.

Perfecto. poema.

Besos.

Luisa Arellano dijo...

¡Cómo me algra tu vuelta, Conxa!

Un beso muy grande.

Luisa Arellano dijo...

Tienes razón, Abi, después queda el recuerdo de lo bueno... pero sólo durante un tiempo... luego, llegaré ese punto donde reine la Nada.

Muchos besos, mi cronista favorito.

Luisa Arellano dijo...

Ya ves, Soco, hoy indago en los recobecos del "después de" que al final iguala a todos... nos guste o no... la Nada reina.

Un abrazo con beso.

Luisa Arellano dijo...

¡Ojalá pudiesemos elegir, Jaht, sería estupendo! no es mala idea.

Lo pienso bien y me doy cuenta de que me costaría elegir "la medicina"... ¿una rumbita, un blue,jazz, hit hot, regeton... clásica? ummmmm o tal vez un poquito de rock o heavi metal para los más cañeros? Cuntry quizás?... o floklórica? jejeje de verdal que me costaría elegir la inyección :)

Va volando un beso para la Vera, atrápalo!

Luisa Arellano dijo...

Marisa, guapa!!

Un besote.

Luisa Arellano dijo...

"El orden es el placer de la razón, pero el desorden es la delicia de la imaginación".

¡Ay, el caos de la imaginacion, cuántas satisfacciones nos depara, Poseidón!

Gracias por invitar a Paul Claudel, mi querido paisano.

Besos

Luisa Arellano dijo...

Teresa, gracias por tu punto de reflexión, para ese camino que nos conduce a la Nada absoluta. Supongo que cosas así son las que nos permiten seguir hasta que nosotros mismos nos convertimos en antimateria, como apuntaba Juanra.

Un abrazo muy grande, mujer luchadora y optimista.

Luisa Arellano dijo...

Mi Marian, tú eres la Esperanza personificada.

Un besote, guapa!

Luisa Arellano dijo...

Manuel Ángel, ¡qué preciosos los versos que nos dejas!

Mil gracias, compañero del alma.

Luisa Arellano dijo...

Yo cada día estoy más convencida de que perduramos mientras nuestras obras perduran en la memoria de alguien, unos tienen más suerte que otros ;) pero el tiempo pasa inexorable y la pátina de ceniza llega siempre, com más o menos rapidez, pero llega.

Mil besos, Gárgola.

Luisa Arellano dijo...

Te entiendo, Walter. Son etapas, ya ves que a mí me sucede lo mismo.

Lo importante es que aunque sea de tarde en tarde, asomes a dejarme un besote... yo haré lo mismo :)

Un abrazo muy grande.

Luisa Arellano dijo...

Claro, Ybris, de ahí me ansia de que todos los seres humanos vivan disfrutando el presente con plena libertad y sin manipulaciones. ¿Tan difícil es?

Besos.

Carlos Serra Ramos dijo...

Bueno, Lui ¿Hoy te has vestido de negro? Me parece que te he leído muy pocos o ninguno sobre ese tema.
¿tendrá que ver el escafoides roto? No exageres que no es para tanto.

He leído todos los comentarios y las opiniones son diversas pero la realidad es solo una, crecemos pasan los años se envejece y doña Parca nos recoge y se nos lleva. Pero eso no sucede de hoy para mañana, morimos poco a poco cada día en la carne y en espíritu, la esperanza hay que mantenerla, dicen, y se mantiene o se renueva, pero por otras cosas que ya no son las mismas. Al igual que la ilusión. Ayer jugaba al tenis y hoy me despierta la ilusión un día de pesca, y así todo que por fortuna nos va acostumbrando a la decadencia sin demasiados traumas.

Un besote, Lui, y escribe otras cosas que estas son mías.

Carlos

cristal00k dijo...

Todo acaba por desvanecerse. Siempre. Besos amiga.

azpeitia dijo...

Que duro y bello al mismo tiempo...enhorabuena por tu hermosa poesía...un abrazo de azpeitia

Luisa Arellano dijo...

Qué no, Carlitos, qué contigo la parca no tiene nada que hacer ¡ja, menudo es el niño! :)

Un beso muy grande, mi queridísimo amigo.

Luisa Arellano dijo...

Así es, Cristal, todo se difumina y vuelve a la nada... el tiempo se encarga de eso.

Besos, miles.

Luisa Arellano dijo...

¡Azpeitia, qué alegría!

El poema es real, un punto sobre la "i" de lo cierto, por mucho que a todos nos gustase permanecer por siempre.

Gracias, poeta.

rock&rollblog dijo...

Permaneces por siempre, o tan solo desearlo no es mas que un acto impensable, ¿que seria de nosotros viviento por siempre?.. enrealidad no creo que alguien lo desee realmente, solo quedan cegados con la luz de lagrimas violetas en cada llanto de cada velorio...