14 agosto 2009

CREPÚSCULO.




Desde mi balcón oteo la dulzura
que aún titila en el orujo de las horas
y paciente
extiendo los dedos hacia la infinitud.


Luisa Arellano

41 comentarios:

Antonio Ruiz Bonilla. dijo...

Ya empiezo a ver tus uñas asomando por el fin de los tiempos. Un saludo

cristal00k dijo...

Todo un universo en unas cuantas palabras. Eres lo más! y yo una cansina repetitiva, pero ¡que quieres! me gusta...
Un beso muy grande

MarianGardi dijo...

Si Luisa, estoy segura de que tu proyecciòn es meditada.
Y certera!
Besos!

MiLaGroS dijo...

Luisa, muy lindo de los que a mi me gustran Un beso

Juanra López dijo...

se adivina un paisaje sobrecogedor con tan solo salir de tu labio mente.
besos Luisa.

Abi E. dijo...

Que bueno es poder divisar desde la ventana o el balcón, siempre dispuesta a la inspiración.

Esa forma de extender los dedos, como queriendo llegar mas allá...

Un beso

Adolfo Payés dijo...

Hermoso versos.. me los quedo..

Saludos fraternos
Un abrazo muy grande

Que tengas un buen fin de semana

Walter Portilla dijo...

Y siempre la alcanzas querida Luis, siempre la alcanzas! estás llena de dulzura.
Un beso querida amiga, mi abrazo enorme y fuerte, abrigador (espero que sea abrigador, pues soy muy delgado, jajaja).

Antonio Castellón dijo...

Luisa, gracias, conozco la experiencia, el sentimiento, y en pocas palabras, en pocos versos lo has "agarrado".

Un abrazo, amiga sensible a la dulzura de las horas.

María (lady) dijo...

Chiquitito, escueto, sencillo ... BELLO.

Besos.

marisa dijo...

Cuánta belleza y certeza en esa brevedad.Maga de las palabras, te adoro.

María Socorro Luis dijo...

Toda la belleza del crepúsculo en tu poema. Bello.

Besos. Soco

Tétis dijo...

Hola Luisa

Me encanta tu modo de escribir, tus versos tan intensos y llenos de significado.

Pocas palabras, pocos versos, pero mucha belleza y sensibilidad.

Besitos

Luisa Arellano dijo...

Me alegra encontrarte por aquí, Antonio. Estoy encantada.

Luisa Arellano dijo...

Cristalitaaaaaaaa!! qué no, qué no eres cansina... eres un cielo y tu ánimo me ayuda a seguir en la brecha.

Tenías razón a veces con lo de la mano... ¡estoy qué muerdo... uffff qué pesadez!

Besos, preciosa.

Luisa Arellano dijo...

En alguna ocasión habrás sentido esa sensación de que todo lo bueno está ahí fuera y que lo alcanzarás con sólo extender los dedos ¿verdad Marian? Es una sensación dulce y esperanzada.

Un besazo.

Ya queda menos para el encuentro jejeje compañera de aposento y otros avatares.

Luisa Arellano dijo...

Milagros, es verdad que esta vez os he traido uno del tipo de los que tú haces habitualmente. Me gusta mucho hacer haikú aunque últimamente los tengo abandonados, de hecho me he dado cuenta de que aún no he puerto ninguno en el blog. Habrá que remediarlo.

Hoy quise dejaros un breve soplo.

Besazos, poeta.

Carlos Serra Ramos dijo...

Me gusta entrar en tu blog porque es de los pocos en que puedes degustar una rica variedad de temas, es más, de los muy pocos en que apenas se recurre al sentimiento amoroso. Tú sabes encontrar poesía en lo más sncillo de la vida, en lo habitual, en aquello que se vive día a día.

Muy bien este corto, querida poeta, a ver que me inspira...

Allá donde no llego
mi alma se doblega
para encontrarme en mí.
_____

Un besazo, cariño mío.
Carlos

Emilio dijo...

La contemplación de un crepúsculo en paz y calma es algo que siempre no llena.

Un fuerte abrazo.

Luisa Arellano dijo...

¡Vaya, Juanra, no te conocía con el cambio! ;)

Me gusta que ahora firmes tus formidables versos con tu nombre y apellidos... es mucho más... cercano.

He pretendido un poema de circunstancias y de situación, porque dependiendo de cada lector esa mano tendida hacia la infinitud evocará diferentes sensaciones.

Un beso enorme, Sr. López.

Luisa Arellano dijo...

Abi, tengo que ir a tu blog para alcanzar parte de esa infinitud, porque tú, allí, dejas mucha de la magia que nos ofrece la naturaleza, y esa medicina es mágica para fortalecernos y seguir el camino.

Un beso enorme.

Luisa Arellano dijo...

¡Mi queridísimo Walter, qué bien qué estés!

Me llega ese abrazo abrigado y abrigador... aunque seas delgado jejeje.

Recibe el mío de todo corazón.

Luisa Arellano dijo...

Mi querido compañero Adolfo, mil gracias por tu presencia. Me congratulo por tener aquí a una persona sensible que sabe mucho de momentos en los que se extiende la mano y sólo responde la oscuridad, pero que ha logrado traspasarla.

Un beso con abrazo.

Luisa Arellano dijo...

Antonio,cómo me gusta compartir estas sensaciones con amigos que como tú son sensibles a todo lo que nos rodea.

Mis palabras tienen su esencia en lectores como tú, mi buen amigo, sin vosotros no estarían vivas.

Mi beso.

Luisa Arellano dijo...

Marisa, reina, qué ganas tengo de darte un abrazo!

Luisa Arellano dijo...

Soco, gracias por tu compañía. Me honras con tu presencia, grandísima escritora.

Besos.

Luisa Arellano dijo...

Tetis, mil gracias compañera, por acercarte desde esa maravilla de compendio cultural que es "Un Farol chamado Amizade"

Mil besos.

Luisa Arellano dijo...

Me emocionas, Carlos.

Llevamos juntos muchos años, en este camino de la poesía. Primero de forma virtual y luego real. Hemos crecido juntos en la lucha por la superación y en la comprensión de que nos queda muchísimo por aprender.

Tu ayuda ha sido y es impagable, mi querido amigo.

Me siento muy orgullosa de ti y por ti, artistazo de mi alma.

Qué sepáis que yo recito muy mal y aquí, mi amigo Carlos Serra, que lo hace fenomenal, está empeñado en enseñarme y aunque vivimos a mil Kms de distancia me "pega unas broncas" que te mueres jajajaja... y unas lecciones magistrales.

No hay besos suficientes en el universo para regalarte. :)

Luisa Arellano dijo...

Se me pasaba...

Carlos, ese poemita es una perla.

Luisa Arellano dijo...

Si, Emilio, son momentos mágicos y profundos que hay que atrapar.

Mil gracias por venir y mil besos.

Luisa Arellano dijo...

Mi querida María, qué me fui corriendo a visitar tu escalera y luego te salté sin responderte. Discúlpame.

Me alegra que vayamos volviendo de las vacaciones... aunque yo sigo con la mano a menos del cincuenta por ciento y no siempre puedo comentar, pero os leo, vaya si os leo y disfruto.

Besazos, reina.

Carlos Serra Ramos dijo...

Wau!! ¿Y qué he dicho yo? Estoy rojo como una amapola.

Mmmmmmm....

Jaht dijo...

Cuando leo versos como estos echo en falta momentos que fueron importantes en mi vida: buenos ratos en la buena compañía de la soledad. Siento ganas de recuperar, al menos, algunos dulces minutos de quietud.

Luisa Arellano dijo...

Son muy importantes esos momentos, Jaht. Yo también soy de las que sienten escozor por los que se nos escaparon sin razón aparente.

Un beso.

leoriginaldisaster dijo...

que sepas que tu blog tambien me gusta mucho... inspiras:)
gracias por tu maravilloso comentario... tus textos desentaponan;)
buen dia:)

Gárgola dijo...

El momento mágico de acariciar el horizonte y empaparse de dorado.

Un poema concentrado, como un perfume en un pequeño frasco. ¡Precioso!

besos

Marian Raméntol Serratosa dijo...

Y la infinitud se pone colorada con tan solo sentirte cerca, poeta.

Besazos, corazón.

MArian

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, Luisa...

Un viaje al infinito desde tu balcón.
Bellas palabras cargadas de optimismo.

Abrazos.

conxa dijo...

corto e intenso

azpeitia dijo...

Versos para siempre, muy hermosos...un beso de azpeitia

Ángeles Fernangómez dijo...

Ya es extender los dedos, Luisa..., "hasta la infinitud". Hermoso. Un abrazo.