04 agosto 2009

DÍAS DE LIENZO TOSCO.



Hoy paseé las guerras en busca de palabras
y sólo hallé, debajo de sus cascos,
alacranes
blandiendo religiones.

Llego
cumpliendo la llamada de Osiris
para cavar la tierra con la furia de los desesperados
y preñar cada instante
con la complicidad de los fonemas.

Sean las voces muro
sobre el que se lamenten los voraces
de la sangre de justos,
los que nunca están hartos.

Hagamos del trasiego
una esperanza,
revolvamos los hilos de la noche
con su sonido pardo.

No abdiquemos aún.

Por mucho que los días sean de lienzo tosco,
nunca podrán servirnos de mortaja.



L. Arellano

26 comentarios:

Aseret dijo...

Hola Luisa, siempre llena de esperanza, una palabra que todavía ofrece en la vida, los caminos abiertos al cambio de lo inservible y molestamente contagioso.

Besotes guapa!! me encanta leer tus poemas.

Buena semana!!!

MiLaGroS dijo...

Maravilloso Luisa. ¡Como escribes
condenada!. Me ha encantado lo de los alacranes blandiendo religiones.
¡ Que cierteo!.
Y los últimos versos son apoteósicos:
Por mucho que los días sean de lienzo tosco,
nunca podrán servirnos de mortaja.
Un beso pedazo depoeta

M. Angel dijo...

L. Arellano, cuanta profundidad hay en tus versos. Veo en ellos voces de protesta ante la injusticia de unos pocos contra los mas debiles.

Abrazo

Antonio del Camino dijo...

Amiga Luisa:

Es siempre un placer entrar a leer tus aportaciones. Tu voz crece cada día de manera admirable, mientras adquiere un tono más y más personalísimo. Y, encima, además de la belleza de los propios versos, ¡el poema "dice"! ¿Qué más puede pedirse? ¿Qué más pedirte? Sólo que sigas compartiendo tu palabra con nosotros; que no calles nunca (a pesar de escafoídes boicoteadores). Aunque no diga nada (guadiana de silencio que a veces se apodera de mi voz) yo seguiré leyéndote.

Te debía respuesta sobre ríos y defensas. No sé si la habrás visto, después de tantos días de parálisis verbal por mi parte.


Un abrazo fuerte y amigo,

Antonio

Marian Raméntol Serratosa dijo...

Todo un grito a la palabra, un emblema para no abdicar jamás.

Mil besos
Marian

Abi E. dijo...

Leerte Luisa, es llenarse de esperanza, a traves de tus palabras, que unidads unas detrás de otras crean esa bella poesía, que por otro lado reivindica un canto a la vida y a la justicia.

Un beso enorme

María Socorro Luis dijo...

Precioso, Luisa. De esos poemas tuyos que tanto me impactan.

Muchos, muchos besos.

Yo si que te envidio, poeta.

Soco

LA PALABRA INVISIBLE dijo...

Fantástico Luisa. No abdiquemos nunca.
Un abrazo

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, Luisa...

Aunque de espinas esté lleno el camino, en la meta están las flores.

No dejar morir la esperanza y seguir luchando para que no seamos sepultados antes de tiempo.

Abrazos.

Adolfo Payés dijo...

Un poema muy sentido con el lienzo de fondo en tus versos..

Me gusto leerte

Saludos fraternos
Un abrazo

MarianGardi dijo...

Esta poesia lleva la fuerza de mil caballos, que hermosa me parece, excepcional, te aplaudo!!
Un beso grande

Francisco Javier dijo...

Me ha gustado tu blog, es muy interesante. Esta entrada llena de enigmas de la antiguedad, con la locura del día a día. Un abrazo. Me agrego a tu lista, me gusta tu forma de relatar. Saludos.

Nómada planetario dijo...

Coincido en lo de no abdicar, que las palabras absorban toda la ira de las guerras para depositarlas en lo más profundo del olvido.
Saludos.

cristal00k dijo...

Pero, ¿cómo eres tan crack? XD! me encanta Luisa (para variasr...)

cristal00k dijo...

Besos, besos, besos

Antonio Castellón dijo...

Luisa, me dejas sin palabras ni fonemas, todas y todos están en tu poder.
Sólo añado que aunque los días sean "de lienzo tosco", presencias como la tuya los saben pintar muy bien.
¡Gracias por tu mirada, amiga!

Un abrazo.

Emilio dijo...

Profundos versos, Luisa.

Nunca abdicaremos.

Un saludo.

Walter Portilla dijo...

Un llamado a la persistencia en intensos versos, querida Luisa. Siempre tú tejiéndolos con maestría (y bravura).
Me ausenté un pco pero ya regreso (me ausenté por contagio).
Un beso querida Luisa y un abrazo enorme. Ya estás en casa?

Carlos Serra Ramos dijo...

Para la denuncia y la queja te pintas sola, querida; esta estrofa me parec genial:

Llego
cumpliendo la llamada de Osiris
para cavar la tierra con la furia de los desesperados
y preñar cada instante
con la complicidad de los fonemas.

Aunque ya vemos que de poco nos vale, no hemos de renunciar al grito.

Un fuerte abrazo, Lui

Gárgola dijo...

Días de palabras resbaladizas y ritmos impensables: calores amodorrantes.
Pero los fonemas son tus cómplices y tus palabras son puertas. Dimensiones con infinidad de matices.

Así que, seguiremos mientras podamos, sin abdicar aunque claudiquemos.

besos

Georgia dijo...

MARAVILLOSO poema...necesario, por demás...desde mi mal herido país lo siento y me lo llevo tatuado en cada paso...

este verso en particular, lo llevaré bordado en mis mañanas: "Por mucho que los días sean de lienzo tosco,
nunca podrán servirnos de mortaja"

Recibe un abrazo cargado de amor y de esperanza

MI CORAZÓN AL DESNUDO Y CON FRÍO dijo...

Paso a saludarte y leer atento tu trabajo.
A Navero

ybris dijo...

No, amiga. Muchos lo creemos así.
Ningún día nos será mortaja a pesar de todos los alacranes religiosos que se esconden bajo las piedras de las guerra mientras cavemos las márgenes del Nilo para fecundarlas con poemas.
Sólo con que los versos que escribimos sean muro de lamentaciones para los insaciables de injusticia y lugar de esperanza trasegada habremos conseguido algo.
Que hoy pueda escribirte aquí así es buena prueba de la eficacia de la no abdicación.

Besos.

María (lady) dijo...

Luisa,
Como decía el poeta "me queda la palabra"
Voces serenas
contra terribles aguijones
Humildes poemas
contra fánaticos dictadores.

Abrazos, POETA!

Walter Portilla dijo...

Espero, ahora, que no seas tú la ausente mucho tiempo querida Luisa. (Qué reclamón este hombre cuando sólo ha pasado una semana, verdad?)
Un beso Luisa.

azpeitia dijo...

Por mucho que los días sean de lienzo tosco,
nunca podrán servirnos de mortaja.

Solo ese párrafo, merece un muro donde transcribirlo....un abrazo de azpeitia