03 enero 2010

TRADING DISCRECIONAL

Image Hosted by ImageShack.us


sin adiós
con frialdad se vuelcan las cenizas
de cretonas que tienen impregnado el olor
de la muerte
y un reloj sin agujas
atenaza
desde su indiferencia
la belleza del mundo




Luisa Arellano

33 comentarios:

Laura Gómez Recas dijo...

¡Luisa! Qué imagen la del reloj sin agujas. Y esas cretonas... Umm!El tejido perfecto para albergar el olor a muerte.

La imagen animada: no dejas de sorprenderme. Es estupenda.

Felicidades, poeta.
Laura

MarianGardi dijo...

La muerte es tan natural como la vida.
Eso sí, atenazante
Un abrazo y feliz año querida Luisa

Rayuela dijo...

oscuridad...

las belleza está en tus versos


un beso*

Adolfo Payés dijo...

Belleza de letras querida amiga.. siempre es un lujo pasara leerte.

Feliz Año nuevo 2010

Un abrazo
Saludos fraternos...

MiLaGroS dijo...

Luisa de pronto he visto además de frialdaz oscuridad, polvo. Una estampa lúgubre. Eres magnifica. No me canso de decírtelo. Te enviaré un libro. Mandame tu dirección a mi correo. Feliz año. Un beso

Abi E. dijo...

Hola Luisa, vaya faena un reloj sin agujas y que amenaza desde su indiferencia. No se pero eso no me huele bien, no me gusta la indiferencia, jajajajaja.

Un beso

CaminanteDeNoche dijo...

Hola Luisa, gracias por tus palabras...He tardado en volver, bastante, pero he vuelto, aunque sin las ganas de antes, con calma, más enganchada a la realidad que a la virtualidad, para no cansarme demasiado pronto...cuando la creatividad me vacíe de nuevo.

Veo que tú sigues tan productiva, y espero que llena de ilusiones. Yo también perdí tu correo por problemas con el ordenador.

Un gran abrazo y ojalá nos volvamos a ver algún día.

Luisa Arellano dijo...

2010 es el año internancional para la Biodiversidad. Es mi primera aportación a las que pretendo llevar a cabo durante todo el año. Ojalá nos demos cuenta, en realidad se den cuenta los gobiernos que tienen las claves para parar el desastre hacia el que caminamos, de que hay que parar la locura que nos lleva directos a nuestra propia destrucción.

Por otro lado, lo de poner imágenes animadas se lo debo al Amigo Antonio Castellón que generosamente me dio las lecciones pertinentes jejeje

Un besote.

ybris dijo...

Sorprendente indiferencia.
Frialdad de cenizas sin adioses.
Y el tiempo que señala cada vez el lado en que no existe la belleza.

Desolador y, sin embargo, muy bello.

Besos.

ybris dijo...

Por cierto. Me olvidaba de agradecerte tus sentidas palabras hacia mí en tu anterior entrada.
Ando siempre mirando y dejando mis impresiones ante lo que leo porque quizás necesite más mirar (y admirar) que ser mirado.

Estoy. No me he marchado.

Marian Raméntol Serratosa dijo...

Coincido con Laura, ese reloj sin agujas es imponente.

Un besazo guapa (ya estoy de vuelta tras mi pequeño exilio, jejejeje)

Marian

Noray dijo...

No hay tiempo que oprima y ahogue más que aquel que no puede medirse, aquel que se hace eternidad.


Un abrazo

María Socorro Luis dijo...

Qué terrible belleza!...
Es como una profecía.

Besos. Soco

anabel dijo...

Inquietantes versos que se muestran sugerentes en esa imagen del reloj sin agujas. Tiempo que avanza implacable hacia la cita ineliduble.
Un abrazo.

Jaht dijo...

Espero que los poderosos se infecten
de sensibilidad y puedan apreciar
la belleza que les rodea, nosotros
deberemos hacerles saber que no
somos indiferentes ante su indiferencia.

Te deseo un amable y generoso nuevo año y espero seguir disfrutando de tus poemas.

Un abrazo.
Rocío

Narci dijo...

Impactantes tus versos, casi me han erizado el vello.

Besos y Feliz 2010.
Narci

Luisa Arellano dijo...

Si, Marian, la muerte nos parece atenazante, pero sólo cuando la pensamos de forma individual. Porque cuando esa muerte se nos avecina de manera general, cerramos los ojos y seguramente pensamos: Esa a mi no me afecta.

Algo así como lo que nos sucede con los accidentes de tráfico, que siempre pensamos que "les ocurren a los otros".

Va siendo hora de que tomemos conciencia de que lo que sucede a nuestro alrededor nos afecta de pleno.

Besos.

Luisa Arellano dijo...

Rayuela, lo intento, aún para remover conciencias.

Si sembré desasosiego y alguién se preguntó ¿qué pasa? me basta.

Abrazo.

Luisa Arellano dijo...

Esperemos la belleza de los gestos que protejan las bellezas de esta tierra nuestra, Adolfo.

Es otra de las muchas luchas que nos debemos como habitantes del planeta azul.

Un abrazo.

Luisa Arellano dijo...

¡Ay, Milagros! es que el panorama es desolador. Cada vez somos más destructores.

Ya te envié la dirección.

Besos.

Luisa Arellano dijo...

Abi, me he reido contigo. ¡Qué cosas te pasan! ¿Es que no te habías dado cuenta de que los poetas somos los "locos" por excelencia? jajajajaja ¿Por qué creías que nos lo llamaban? ...ea, pues ya lo sabes jejejeje

Luisa Arellano dijo...

Matilde, me alegra muchísimo tu vuelta.

La creatividad va y viene, dando algún tumbo que otro, pero eso siempre es así ya sabes. ;)

Un abrazo de bienvenida tras tu merecido relax.

Besos

Luisa Arellano dijo...

No tienes que agradecerme nada, Ybris. Soy yo quien te agradece tus palabras y tu paso por aquí.

Un beso grandote.

Luisa Arellano dijo...

Mi exiliada voluntaria, Marian, jajajaja me alegra que retomes la actividad, aunque conociéndote me da miedo que metas la directa y no haya forma de darte alcance :)

Mis enhorabuenas por todo.

Besote, preciosa.

Luisa Arellano dijo...

...Y además nos deja en una eternidad vacía, Noray.

Un beso, mi poeta sensible.

Luisa Arellano dijo...

Una terrible profecía que ojalá no se cumpla, Soco.

Besos.

Luisa Arellano dijo...

Y te digo como a Soco, Anabel. La cita en este caso hay que evitarla.

Un abrazo muy grande.

Luisa Arellano dijo...

Pues no nos callarán Rocio, por mucho que ellos abusen, insensibles, y a nosotros nos parezca que hacemos poco elevando la voz.

A ver si podemos charlar un ratito, pronto.

Gracias por "asomar la patita" ;)

Luisa Arellano dijo...

Ojalá nos asusten lo suficiente como para poner remedio a los desmanes que se comenten con la naturaleza.

Un besote.

Jesús Arroyo dijo...

Hola Luisa:

Dime que hora es
porque la muerte, sedienta,
viene a su encuentro
y quiero parar este momento.

Besazos y que el 2010 te traiga mucha poesía.

Alicia María Abatilli dijo...

Siempre es tan belle leerte...
Tus palabras tienen luz, como luciérnagas en la noche.
Un abrazo.
Alicia

Mónica Angelino dijo...

Este poema es muy inquietante y bello, tu reloj es sorprendente y la muerte allí, olisqueando el momento.

besosssssssss Luisa,poetamiga, que gusto leerte!!!

Un gran abrazo y todos mis mejores deseos para 2010

Luisa Arellano dijo...

Jesús, Alicia y Mónica, mis queridos amigos, siento una inmensa alegría de encontraros en esta vuestra casa, donde tenéis un sitio especial.

Besos.