03 diciembre 2016

DE GUARDIANES














Imágen de Internet.


Mi pequeño balcón tiene la niebla
prendida en exclusiva

se resiste a dejarla escapar, 
a que el sol de realce a los patos del lago,
a la farola opaca de inclemencias,
o a los enamorados
que se arrullan impasibles al frío
en un rincón del parque,

como si pretendiera
conservar los silencios,
para cuando me habiten los días farragosos 
y sus dientes.



Luisa Arellano 03 diciembre 2016


4 comentarios:

Pablo Grados dijo...

Precioso poema que dedicas a este hermoso mes navideño.
Un abrazo desde Cataluña. de un alcantarino tu segundo pueblo.

Luisa Arellano dijo...

Gracias, Pablo, paisano. Me alegra que te guste. Abrazos.

María Socorro Luis dijo...


Bellísimo, Luisa.

La niebla tal vez, y a veces, también nos protege del agresivo sol...

Milbesos, poeta

Luisa Arellano dijo...

Así es Soco... los guardianes están por doquier.... y no siempre reconocemos su presencia. ¡Abrazo enorme.