24 octubre 2011

DESÓRDENES (Reposición)




Una pátina,
ceniza de reloj desajustado,
ha cubierto los muebles
de Esperanza.

Se abonan los recuerdos
-gigantes de ficción
hambrientos de existencia
que mastican
las yemas de los segundos tallo-

la muerte se aposenta, poco a poco,
con regueros de baba borda rictus de fuga
y anida en los aleros
que fueron sombra fresca

después no queda nada,
ni su nombre.



Luisa Arellano


He convivido durante año y medio con la demencia de apellido "Cuerpos de Lewis" traigo esta reposición para todos los que saben de lo que hablo, sea el apellido de esta terrible enfermedad el que sea, Alzheimer, Vascular... me da igual. Esta enfermedad me robó a mi madre. Mi poema es para todo el que haya sufrido y sufra cada segundo de ausencia...

32 comentarios:

conxa dijo...

GRACIAS.

Rossana Arellano Guirao dijo...

Quisiera, que el habla no se me hundiera hacia adentro...
UN ABRAZO GRANDE!!

Rossana

MiLaGroS dijo...

Como siempre eres magistral escribiendo Luisa. Lo siento y te mando todo mi cariño Besos

Juanra López dijo...

Siempre nos quedará espacio en la médula para lo intenso.

MarianGardi dijo...

Un abrazo Luisa.
El poema habla de ausencias con tu estilo inconfundible.
Las enfermedades son odiosas todas, la que borra los recuerdos es abominable. Esperemos que la ciencia pronto descubra el secreto de cortar esta enfermedad.

Terly dijo...

Querida Luisa, se ve que como paisanos estamos muy compenetrados. Sobre este mismo tema publico yo en mi blog otro poema.
Todas las enfermedades son duras de soportar, ésta la estamos viviendo cerca en la familia de mi esposa y es terrible.
Un beso.

Laura Caro dijo...

Es un poema estupendo, Luisa.
Llega muy dentro, donde anidan las palabras que no saben hablar.

Un abrazo GIGANTE.

Rayuela dijo...

tu poema es hermoso, a pesar del dolor


un abrazo, Luisa*

Abilio dijo...

Hola Luisa, el tiempo va poniendo las "cosas" en su lugar y aunque nunca se olvida a un ser querido, si es verdad que lo deja en un rincón del corazón para permitirte poder seguir viviendo, pero cada día se pasa por la mente a hacer una visita, pero de forma amable y dulce.

Besitos

María Socorro Luis dijo...

...Queda el dulce recuerdo, cada día mas nítido.

Un abrazo larguísimo. *Soco

Pedro Vera dijo...

Hermoso reflejo de esa otra realidad tan irreal que no nos permite tan siquiera saber quienes somos.
Lo has plasmado de forma concisa y magistral. Un abrazote.

María Bote dijo...

Tu poema es hermoso y de un gran valor literario, a pesar de describir (o quizás por eso mismo) tan profundo dolor, amiga y paisana.

Lo siento mucho, Luisa. ¡Ánimo, amiga poeta!

Un abrazo. María

Luisa Arellano dijo...

A ti,Conxa. Besos.

Luisa Arellano dijo...

Rossana, ecibo con muchísimo cariño ese abrazo tuyo. Gracias desde los más profundo de mi corazón.

Besos.

Luisa Arellano dijo...

Milagros, mi amiga, hace tanto que no puedo leerte con tranquilidad y disfrutar de tu sensibilidad como te mereces... pero no te olvido, reina. Ya llegará la recuperación y empreneremos una nueva etapa.

Mil gracias.

Luisa Arellano dijo...

También a ti, te echo de menos, Juanra, amigo.

Gracias por pasar.

Luisa Arellano dijo...

Marian, es verdad que se está avanzando mucho con estas enfermedades y que hay medicamentos con los que se retrasa su llegada, pero no se evita y en el impas, los efectos secundarios son tantos que a veces se duda de cual es el mejor camino. No hay que perder la fe en que en algún momento la ciencia bien empleada, dará con la solución.
Por mucho que uno imagine lo terrible que es... nunca se aproximará ni tan siquiera a un mínima parte del sufrimiento.

Gracias, amiga.

Luisa Arellano dijo...

Terly, mi pasiano del alma, valga también para ti, la respuesta que le doy a Marian. Terrible todo.

Te sé muy concienciado con todo y con las demencias no podia ser menos.

Mil besos.

Javier F. Noya dijo...

Sé de lo que hablás, esas enfermedades que carcomen la vigilia, el recuerdo, maldito veneno de lo congénito!!!! Besos y un abrazo de compasión y consuelo si te sirve.

Luisa Arellano dijo...

Vi tu "velatorio"... las sensaciones se agudizan cuando la muerte está tan cerca.

Besos, Laura.

Luisa Arellano dijo...

Rayuelita... tú eres hermosa, corazón.

Besos.

Luisa Arellano dijo...

Rayuelita... tú eres hermosa, corazón.

Besos.

Luisa Arellano dijo...

Rayuelita... tú eres hermosa, corazón.

Besos.

Luisa Arellano dijo...

Claro que si, Abi, siempre estarán en ese rinconcito especial.
Gracias por tu apoyo incondicional.

Besos.

Luisa Arellano dijo...

Soco, me llega ese abrazo larrrggoooo, tuyo.

Gracias por tu calidez, amiga.

Luisa Arellano dijo...

Gracias por tus lindas palabras, Pedro.

Muchos besos.

Luisa Arellano dijo...

Maria, mi paisana, no te olvido y te agradezco muchísimo tus palabras y tu atención.

Un beso.

Luisa Arellano dijo...

Si, Javier, esas malditas enfermedades que como bien dices carcomen la vigilia.

Terribles para el que la tiene, y terriblemente dolorosas para los familiares... la impotencia por no poder hacer nada es tremenda.

Gracias, mi amigo.

Muchos besos.

Carlos Serra Ramos dijo...

Mi querida Luisa,aquí sí, en este,sí se puede etiquetar como excelente, no hay mayor inspiración para que aflore la poesía que cuando muerde el dolor las fibras más sensibles del ser.

Leer este poema es sentir muy adentro lo que no queremos escuchar, a mí me has hecho pensar en los 97 años de mi madre, cómo se va encogiendo, cual es su vida siempre entre las cuatro paredes de su casa y qué pocos abrazos me restan ya para abrazarla.

Me apena saberte triste, Lui, va mi cariño en un abrazo, querida mía.
.................Carlos

LIGEIA dijo...

No puedo comentar tus poemas, sólo te diré que no hacen falta porque emocionan. Eres una buenínisima poeta, no dejes nunca de escribir.

Un abrazo

Carmela dijo...

"...la muerte se aposenta, poco a poco,
con regueros de baba borda rictus de fuga
y anida en los aleros
que fueron sombra fresca"

El tiempo nos aleja de situaciones en las que permanecimos junto a seres amados viendo la"muerte aposentarse poco a peco...."
Pero las sensaciones y los sentimientos de esos momentos límites quedan para siempre en nosotros.
Ver el sufrimiento del otro genera dolor e impotencia.
Bello poema.
Abrazos.

Leo dijo...

Hoy te cogí en facce por primera vez por tu nombre llamarme la atención.....estoy pensando donde habré visto antes tu nombre....en fin sigo: Hermoso blog, sus letras me encantaron y este poema me ha calado hondo por la forma en metáforas tan coherentes sobre el proceso de esa terrible enfermedad que, la he visto desde el principio hasta el fin en gente conocida, vecinos de al lado.Te acompaño en el sentimiento, creo es lo peor que nos puede ocurrir para luego terminar por irnos....no solamente para la persona enferma sino, para los más allegados, hijos, esposos, etc.etc
ummmmm es terrible...
Muchos abrazos, chica.
Leonor.